Cada vez estamos más acostumbrados a ver la presencia de vehículos que se mueven por el agua, como por ejemplo el coche anfibio Panther o el coche submarino Squbba. El tema que nos ocupa en este momento es el Quadski de Gibbs, un quad anfibio que puede desplazarse por tierra y por agua sin mayor complicación.

El prototipo salió en 2006 y este año, por fin, se ha convertido en realidad. Se esperaba que se pusiera a la venta a finales de 2012, pero finalmente ha sido a principios de este año. Su fabricación se ha llevado a cabo en la planta de Auburn Hills, Michigan, Estados Unidos, y ha supuesto una inversión de más de 150 millones de euros.

Quadski GIBBS 9El Quadski de Gibbs se alimenta por el motor de DOHC de BMW de 1.3 litros, cuatro cilindros, 16 válvulas y 1.300 cc. Este quad anfibio proporciona una potencia de 140 CV de fuerza cuando está en el agua, y 80 CV cuando se encuentre en asfalto. Tanto en tierra como en agua el Quadski alcanza una velocidad de 72 km/h.

Uno de los puntos fuerte del Quadski es su transición de tierra a agua, ya que es capaz de convertirse en tan solo cuatro segundos activando un botón. Algo insólito, ya que por ejemplo el Panther necesita hasta 15 segundos (una cifra que ya no está nada mal). Otro aspecto a destacar es su tanque de combustible de 57 litros, que permite que con el depósito lleno se pueda navegar en el agua durante dos horas o rodar aproximadamente 600 kilómetros.

Quadski GIBBS 2Con 3,2 metros de largo y 1,6 de ancho (dimensiones muy similares a las de un todoterreno convencional), el Quadski pesa 535 kilogramos, sin contar el combustible, el piloto y posibles aparatos de transporte. Por otro lado, su estructura es hidrodinámica y está diseñada con ranuras en V, con el objetivo de conseguir un aumento de la estabilidad.

La compañía espera introducir el Quadski a otros mercados que no sea el americano, único lugar donde, por el momento, se está vendiendo. Estará disponible en un modelo de una sola persona y en una gama de cinco colores: rojo, plata, amarillo, negro y azul. Por lo que sabemos este juguete para ricos tendrá un precio alrededor de los 30.000 euros. Mientras no esté disponible en Europa, nos tendremos que conformar con ver este vídeo y deleitarnos un poco con sus capacidades:


Fuente: Gibbs
Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta