El Centro Español de Metrología (CEM), que homologa los radares que usa tráfico, lleva meses probando unos nuevos radares. Los llevarán los helicópteros de la DGT y controlarán la velocidad a la circulas desde el aire.

El centro lleva algún tiempo de pruebas y ahora ajusta y adaptan los radares para garantizar que son fiables y no cometen errores a la hora de medir la velocidad. Después la empresa que fabrica los radares hará las adaptaciones y el CEM continuarán con los ensayos establecidos y las pruebas finales en trafico real.

El proyecto se remonta a 2007. Entonces la DGT encargó al CEM, (que verifica y homologa los instrumentos de medida), que probase el sistema de radares MX-15  para instalarlos en la flota de helicópteros de Tráfico. El obejtivo no era otro que el de controlar desde el aire la velocidad de los vehículos y detectar las infracciones.

Por ahora es solo un proyecto para probar y homologar este tipo de radares. Para medir la velocidad de los vehículos el helicóptero debe mantener la velocidad que lleva el vehículo, y mantenerlo en su cmapo de visión. Utiliza dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad y otra de detalle, dotada con un teleobjetivo, que permite leer la matrícula del vehículo.

Funcionan como los nuevos radares de tramo que la DGT ha instalado ya en algunos túneles, como el de la AP-6. Los radares en los helicópteros miden la posición del coche en dos puntos, registran el tiempo transcurrido entre ambas observaciones y calculan a la velocidad a la que ha circulado el vehículo en ese tramo.

La DGT cuenta con una flota de 21 helicópteros y ya han dicho que, en el momento que puedan disponer de estos radares, los destinarán a carreteras secundarios de doble sentido, ya que en ese tipo de vías es más complicado controlar las velocidades con radares fijos o móviles convencionales.

Vía: El Mundo

1 COMENTARIO

Deja una respuesta