Juan Antonio Alonso, director de Ahorro y Eficiencia Energética del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), afirmó que el coste de carga de un coche eléctrico con una autonomía de 150 kilómetros, como suele ser el caso de la mayor parte de los modelos actuales, ronda los 1,5 euros.

El directivo del IDAE realizó esta consideración durante un acto de presentación de un estudio sobre percepción del coche eléctrico entre los consumidores, en el que también participaron el presidente del Real Automóvil Club de España (RACE), Ramón García Moliner, y el presidente de Red Eléctrica de España (REE), Luis Atienza.

El presidente de REE, Luis Atienza, estimó que el consumo por kilómetro del coche eléctrico es muy inferior a los 6 euros por cien kilómetros que cuestan en la actualidad los coches de gasolina. No obstante, su precio de compra sigue siendo superior a los convencionales, por lo que “tendrán que abaratarse” para mejorar su atractivo, señaló.

Otro de los puntos fuertes del coche eléctrico es la mayor eficiencia de su motor. Mientras los convencionales sólo dedican al movimiento el 20% de la energía suministrada, ya que el resto se pierde en calor, los vehículos eléctricos elevan esta eficiencia hasta el 29%, lo que redunda en un mayor ahorro energético.

Recargas nocturnas

Atienza consideró “importante que surjan ofertas de empresas que discriminen por horas para incentivar la recarga nocturna” y advirtió de que, en términos de gestionabilidad del sistema, las recargas rápidas podrían crear problemas “si se traducen en fuertes potencias de demanda simultánea”.

“Las cargas rápidas deberían estar penalizadas, o no deberían ser incentivadas, a no ser que sean desvinculadas”, esto es, que el sistema de recarga de la “electrolinera” esté separado de la red mediante acumuladores y no genere tensión en el sistema, afirmó.

Atienza presentó además el coche eléctrico como herramienta capaz de dar salida al excedente de electricidad nocturna, que en algunos momentos del año con fuerte producción eólica podría haberse utilizado para recargar “dos millones” de vehículos de este tipo.

En todo caso, reconoció que “un millón de vehículos eléctricos equivalen al 1,5% de la demanda”, lo que supone “un volumen relativamente pequeño” que, por el momento, “no es una cifra de nivel de penetración suficientemente alta como para ser relevante en el sistema eléctrico”. Hasta que el volumen de coches eléctricos no alcance el “5% o el 10%”, no empezará a ser “relevante para el sistema”, añadió.

Puntos de recarga

Según un estudio, un 29% de los encuestados cita la falta de puntos de recarga como el principal inconveniente del coche eléctrico, frente al 24,9% que alude a su escasa autonomía y el 19% que recela del alto precio de compra. El 13,6% dice que el desconocimiento es el principal inconveniente y el 9,5% cree que el coste de recarga es demasiado alto.

Por otro lado, el 80% de los encuestados entiende que no hay ofertas suficientes en el mercado y el 41% dice tener miedo a descargas eléctricas durante el repostaje. Junto a esto, un 40% se muestra nada de acuerdo con tener que pagar más por un coche eléctrico y el 85% reclama ayudas públicas.

En todo caso, el 90% considera que la información existente en la actualidad sobre el coche eléctrico es escasa, confusa o nula, y el 44% ve muy difícil que se cumpla el objetivo de que en 2014 circulen 250.000 coches eléctricos por las carreteras españolas.

Vía: IDAE

1 COMENTARIO

  1. Deseo contactar con empresas con potencial nacional e internacional interesadas en el desarrollo del una electrolinera para los vehículos eléctricos, motos y bicicletas. Es un generador eléctrico solar patentado que es transportable, desplegable y desmontable con un campo solar de 40 m2, y con toda la capacidad de almacenaje de electricidad que pueda contenerse dentro de él (Es grande). Contactar: Alberto Ayerbe: altoaybe@ono.com

Deja una respuesta