El agente secreto más famoso de todos los tiempos cumple 50 años. James Bond está de aniversario y para celebrarlo el Museo Nacional del Motor de Beaulieu, en Hampshire, Reino Unido, organiza la mayor exposición de los vehículos utilizados en las películas. Motos, botes y los flamantes vehículos del personaje creado por Ian Fleming. Entre los coches estrella, el Aston Martin DB5 plateado de 1964 y el Rolls-Royce Phamtom III de 1937, que fueron utilizados por Sean Connery en la película “James Bond contra Goldfinger”, el Lotus Espirit S1 de “La espía que me amó”, o el BMW 750 de “El mañana nunca muere”.

Bond in Motion

Por primera vez los visitantes podrán disfrutar de unos automóviles hasta ahora nunca expuestos para el gran público. Es el caso del Ford Mustang Mach 1, de “Diamantes para la eternidad”, el Rolls-Royce Silver Shadow II, utilizado por el villano Zukovsksy de “El mundo nunca es suficiente” o el Rolls-Royce de 1962 que fue lanzado a un lago con Bond en el interior en la cinta “Panorama para matar”.

Tampoco faltarán los coches más recientes de 007, como el Jaguar XKR de 2002 de “Muere otro día”, o el Aston Martin DBS de 2008 de “Quantum of Solace”, ya con Daniel Craig en el papel de James Bond. De este último vehículo hay dos versiones expuestas: uno completamente nuevo y lo que quedó del que se utilizó en la escena en la que Bond sufre un aparatoso acciente con varias vueltas de campana.

Como no toda iban a ser coches, en el Museo tambíén estarán expuestos el mini avión utilizado en “Octopussy”, los esquís SFX Cello Case de “Alta Tensión”, el paracaídas de la Union Jack de “Muere otro día” e incluso la cama flotante en la que Bond aparece aparentemente muerto en los primeros minutos de “Solo se vive dos veces”.

La exposición, bautizada como “Bond in Motion“, estará abierta durante todo el año. Podéis consultar más detalles y organizar una visita en la página web oficial.

Vía: Marcamotor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta