El Renault 5 Turbo 2 es uno de esos coches que aún levantan pasiones al verlos, y no solo por su estética o lo que llegó a significar hace ya más de tres décadas. Se trata de un coche muy especial, concebido para poder competir en el añorado y extinto Grupo B del mundial de rallies. Es un coche tan exótico y valorado que sus precios comienzan a ser prohibitivos.

Si no lo crees, no hay más que echar un vistazo al precio que, por ejemplo, ha alcanzado esta unidad en subasta: 61.600 euros. Y creedme, es de lo baratos. Algunos ejemplares se acercan –o superan– ya a las seis cifras. Este Renault 5 Turbo 2 en concreto data de 1984, y fue subastado por RM Sotheby’s en Fort Lauderdale, Florida (EE.UU.), dentro del evento The Youngtimer Collection hace unas semanas.

A pesar de contar con 35 años a sus espaldas, se ve casi como recién salido de la antigua fábrica de Alpine en Dieppe, Francia. El color blanco perlado luce limpio, sin ningún tipo de magulladuras. Cuenta con elevalunas eléctricos, un sistema de sonido firmado por Pioneer y un volante Isodelta de tres radios perforados. El cuadro de instrumentos le delata como un ejemplar destinado al mercado norteamericano, con 36.856 millas en el odómetro, 59.313 km al cambio.

La intención de Renault era desarrollar y homologar un coche para competir en el Grupo B, necesitando construir un mínimo de 200 unidades

El Renault 5 Turbo 2 venía a sustituir en 1983 al Turbo “original”. Los cambios se centraron principalmente en hacerlo más barato de producir, recurriendo a una carrocería de acero en vez de aluminio. Esto hizo que el peso del conjunto aumentara en 30 kg (970 kg en vacío) y, consecuentemente, no logró ser tan competitivo como su predecesor. Los asientos baquets también fueron suprimidos y el tablero de instrumentos se sustituyó por otro más convencional.

Tras los asientos delanteros (y los únicos del coche) se ubicaba su pequeño gran corazón. Un cuatro cilindros de gasolina y 1.397 cc turboalimentado capaz de entregar 160 CV declarados a las ruedas traseras. Podía cubrir el 0 a 100 km/h en apenas 8,4 segundos –reales– y alcanzar los 200,5 km/h de velocidad punta. Unas cifras muy respetables teniendo en cuenta que su corta batalla (2.430 mm) lo hacía difícil de llevar rápido. Además, no contaba con ningún tipo de ayuda.

Otro factor que influye en su elevado precio es la escasa producción del modelo. Del Renault 5 Turbo 2 se fabricaron 3.167 ejemplares entre 1983 y 1886. No te cruzarás muchos en las calles.

Fuente: RM Shoteby’s
Galería de fotos (por Dirk de Jager, cortesía de RM Auctions):

Ver galeria (22 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta