La Feria de Electrónica de Consumo (CES, por sus siglas en inglés) es un evento anual celebrado en la ciudad de Las Vegas, Estados Unidos. En esta cita, numerosas compañías llegan con nuevos productos de electrónica que pueden –o no– acabar llegando a producción. Podríamos decir que es el momento ideal para impresionar con las últimas novedades tecnológicas, y el Rinspeed MetroSnap Concept ha conseguido hacerlo antes de su debut.

El MetroSnap Concept sigue al Rinspeed Snap original y el MicroSNAP, la versión reducida mostrada el año pasado como otro vehículo eléctrico de dos piezas construido con la polivalencia y la modularidad en mente. Esto significa que una carrocería modular (o cápsula) se monta sobre un chasis y se puede quitar, actualizar o reemplazar según sea necesario. Originalmente, la idea detrás de estos conceptos era ofrecer a los propietarios cierta libertad en la forma en que usan sus vehículos.

La edición 2020 continúa con la misma temática, pero mejorada, permitiendo ahora que los intercambios de carrocería se lleven a cabo en solo unos pocos segundos. Como Rinspeed lo ve, el MetroSnap Concept podría ser una oficina de correos, o tal vez un food truck alimentos saludables. Y no solo podría ser conducido por sí mismo y estacionado en la calle, sino que las cápsulas podrían sacarse y dejarse “aparcadas” durante una tarde completa y luego ser recogidas.

Esto permite a las empresas utilizar los distintos módulos de carga durante el día y luego cambiar a una estructura destinada al transporte de pasajeros por la noche, cuando hay una mayor demanda de las primeras. Las cápsulas también pueden ser personalizables al gusto del cliente para abarcar multitud de misiones distintas. Porque el Rinspeed MetroSnap Concept no está diseñado para emocionar con su dinamismo, si no por su capacidad de adaptación en entornos prácticos.

La base es un “chasis de tipo monopatín” con un motor eléctrico en la zaga que permite que el prototipo alcance una velocidad máxima de 85 km/h. No es mucho, pero sí lo justo y necesario para moverse en la jungla urbana. El propulsor funciona con una batería de 12,2 kWh capaz de otorgar una autonomía de, aproximadamente, 130 km. Como las baterías están integradas en las cápsulas, el vehículo se recarga del 0 al 100 % cada vez que se intercambian las mismas.

A nivel estético, podemos encontrar un juego de ruedas de 18 pulgadas, una placa de matrícula digital y luces LED de micro píxeles que pueden proyectar símbolos de advertencia en la carretera. En el interior, el habitáculo ofrece distintas pantallas digitales, iluminación ambiental ajustable y dos filas de asientos procedentes de un Boeing 737. Estos últimos están cubiertos de tejido de punto y se pueden plegar para crear espacio adicional destinado al equipaje.

El MetroSnap Concept también es totalmente autónomo y presenta una variedad de sensores LIDAR. Como no hay mandos analógicos como un volante o pedales, el vehículo tiene sistemas de dirección y frenado triples para “garantizar la máxima seguridad” a sus ocupantes. Y a pesar de que las imágenes aún corresponden a un prototipo creado bajo un entorno digital, Rinspeed afirma que “el paso crucial hacia la producción en serie ahora se ha dado”.

Fuente: Rinspeed

Galería de fotos:

Ver galeria (36 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta