Rosenbauer International AG y Brandweer Ámsterdam Amstelland trabajarán juntos en el desarrollo de un nuevo camión de bomberos completamente eléctrico en los próximos dos años. El primer prototipo ha sido bautizado como Rosenbauer Concept Fire Truck (CFT) y, después de una primera fase de implementación, las primeras unidades preserie llegarán a finales de 2020.

El Rosenbauer CFT se presentó por primera vez al público en 2016, anticipando las principales tendencias como el cambio climático y demográfico, así como los desafíos que esto conlleva para los departamentos de bomberos. El uso de propulsores eléctricos permitió la creación de un tipo de arquitectura completamente nueva que se adapta al 100 % a estos escenarios futuros y establece nuevos puntos de referencia en términos de funcionalidad y ergonomía.

El área principal de aplicación de la tecnología del CFT en esta etapa son los vehículos municipales de lucha contra incendios, pero también se aplicarán a otros tipos de vehículos más adelante. En particular, este prototipo de camión de bomberos de cero emisiones ha sido recibido con interés por las ciudades miembros del Grupo de Liderazgo Climático, también conocido como el C40, que desean un papel pionero a cuanto la protección del clima se refiere.

“Las nuevas posibilidades de este camión eléctrico de autonomía extendida son atractivas. No solo tendremos tecnología punta e información en tiempo real a nuestra disposición. También contribuimos a mejorar el ambiente, ya que un camión de bomberos eléctrico es un primer paso hacia un departamento libre de emisiones, nuestro objetivo colectivo para 2030”, dijo Tijs van Lieshout, comandante del Departamento de Bomberos de Ámsterdam-Amstelland.

“Estoy encantado de la asociación con el departamento de bomberos de Ámsterdam. Es otra confirmación gratificante de nuestro intenso trabajo de desarrollo hasta la fecha”, dijo Dieter Siegel, CEO de Rosenbauer International. “Trabajando juntos, estamos creando un vehículo preserie que se pondrá a prueba, mientras que al mismo tiempo adquirimos conocimiento práctico de cómo integrarlo idealmente en las operaciones de la vida real”.

Rosenbauer estima que la demanda global de vehículos con una tecnología similar a la empleada por el CFT aumentará a alrededor de 3.200 para 2030; entre 700 y 800 de estas máquinas ya podrían estar en servicio en Europa para 2025. El Rosenbauer CFT, que aparentemente cuesta unos 5,4 millones de euros, ya está siendo probado por los departamentos de bomberos en Europa, pero la compañía también está buscando llevarlo a los Estados Unidos.

Si bien el precio es mucho más alto que el de un camión de bomberos con motor diésel, que puede costar hasta cerca de un millón, sí que se espera algunos ahorros importantes en los costes de mantenimiento. Los trenes motrices eléctricos tienen menos partes móviles que los térmicos y, generalmente, requieren de menos atención. El Rosenbauer CFT está equipado con un propulsor de 350 kW (475 CV), y aunque no sabemos el tamaño de su batería, sabemos que puede operar por más de 30 minutos.

Si el camión funciona con batería el 90 % del tiempo y suponiendo que su kilometraje anual rondaría los 10.000 km, podría ahorrar decenas de miles de euros en combustible. Rosenbauer cree que el CFT sería capaz de adaptarse a cualquier entorno gracias a un radio de giro “significativamente menor” que otros vehículos longitud similar. Además, puede ser más largo (7,6 m) y alto (3,06 m), lo que significa espacio adicional para el equipo necesario en el vehículo.

Fuente: Rosenbauer
Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Independientemente de que a todo hay que ponerle el apellido de «Cambio climático» para que nos lo financien, esto de tratar de que un camión de bomberos pueda funcionar sin depender del oxigeno del aire y teniendo en cuenta que los kilometrajes de estos camiones no son grandes recorridos y que, por lo general pasan mucho tiempo parados, si que es una opción excelente a los motores de combustión.
    Bien por los «electrificadores de bomberos»

Deja una respuesta