La crisis afecta también a los ladrones y por ello se prevé que se incremente un 10% los robos de coches el próximo año.

Puede resultar curioso que los ladrones sufran la crisis, pero todo tiene su explicación, por norma general los ladrones tenían sus objetivos marcados en los coches de lujo pero al venderse menos coches de lujo y por tanto circular menos por las calles, el botín disminuye y se reduce.

Todo esto provoca que los ladrones hayan  bajado el listón, y ahora buscan coches de gama media, ya que hay más variedad, pero esto supone que si antes robaban un Jaguar XF ahora para sacar el mismo dinero en el mercado negro tienen que sustraer 2 Volkswagen Passat, por poner un ejemplo.

La empresa Detector, líder en recuperación de vehículos robados, ha realizado un estudio sobre el robo de vehículos en España y ha señalado que los ladrones de automóviles han variado sus objetivos a raíz de la situación económica y que eso se está viendo desde hace meses en la evolución de modelos sustraidos y números de robos.

La demanda en el mercado negro no ha disminuido y por tanto el robo de vehículos de gama alta no ha bajado, y modelos como el Toyota Land Cruiser, el Mercedes CLS o el Audi Q7,  siguen siendo muy demandados y se hacen bajo pedido, siendo su destino los países del Este, África Central o Sudáfrica’.

La compañía ha indicado que durante las fechas navideñas se incrementará un 15 por ciento el robo de vehículos, lo que supondrá que se sustraerán más de 400 vehículos al día en España, especialmente en Madrid, Cataluña, Valencia y en Andalucía.