Todos queremos un coche nuevo y las navidades no se han encargado de traerlo. Algunos incluso empezamos a dudar que el actual pueda ser clasificado como vehículo y es que la crisis aprieta y hay que estirar la vida del cuatro ruedas aunque incluso haya superado la categoría de lata rodante con puertas.

Para conseguir uno nuevo existen las opciones más clásicas; ahorrar unos meses, pedir un crédito al banco o en el mejor de los casos a algún familiar generoso, y otras donde la suerte juega un papel muy importante, como la lotería o la quiniela.

pene_560x280
Mini en el pene

Pero hay gente que debe estar cansada de caminar o compartir el asiento en el autobús, porque en este caso el remedio me parece personalmente desproporcionado al resultado, aparte de muy doloroso.

La popular radio alemana Sachsen-Anhalt decidió sortear entre sus oyentes 24.000 euros a invertir en la compra de un Mini, el vehículo de BMW, a mi juicio, más estético que práctico.

La condición era realizar alguna cosa extravagante relacionado con el vehículo y aunque desde la radio reconocen que recibieron multitud de propuestas, nada similar a la de un hombre de 39 años. Andreas Müller descolgó el teléfono, llamó al programa y aseguró que estaba dispuesto a tatuarse la palabra Mini en el pene y lógicamente nadie pudo superarle en ingenio o estupidez, según se mire.

Para corroborar la proeza, los responsables del programa mandaron una cámara para grabar el acontecimiento y efectivamente no era un farol. Tras el delicado proceso del tatuador y el visible sufrimiento del “afectado”, Müller ya tiene su coche nuevo y su pene tuneado.

De momento no sabemos la opinión de su novia pero al menos la chica ya tiene algo que leer por si se diera el caso de que una noche el tipo no estuviera demasiado inspirado.

Vía: Telecinco

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta