Desde Coches.com hemos ido haciendo un seguimiento puntual de este increíble reto al que se enfrentaba este pasado fin de semana el 9 veces Campeón del Mundo de Rallies Sébastien Loeb. Una fuerte apuesta por parte de Peugeot para conmemorar el 25º aniversario de otra increíble hazaña, como fue la victoria de Ari Vatanen, a bordo de un Peugeot 405 T16 Pikes Peak, en el año 1988.

En dicha edición el piloto finés estableció un “tiempazo” de 10´47”220, pero con el tremendo hándicap de que por aquel entonces la subida se realizaba en su mayor parte sobre una resbaladiza superficie formada por tierra y grava, lo que pone aún más en valor dicha marca.

Sebastien_Loeb_Rey_Pikes_Peak_04Este año 2013, que además se cumplía el 91º aniversario de la mítica subida (la segunda prueba más antigua del continente americano, tras las míticas 500 Millas de Indianápolis), ha sido cuando el “incombustible” Sébastien Loeb ha dado un verdadero “zarpazo” al anterior record que estaba en poder del piloto Rhys Millen, desde la edición del año pasado con 9´46”164, a los mandos de un Hyundai Genesis Coupé de más de 700 CV de potencia. La cifra a batir, a partir de ahora, serán unos “estratosféricos” 8’13’’878, a una velocidad media de casi 145 km/h, para recorrer las 156 curvas y 20 km de la montaña más famosa de Colorado, con un desnivel total de 1.435 metros (la salida tiene lugar a 2.866 metros de altura, mientras que la llegada se ubica a 4.301 metros).

La “máquina” empleada para tal proeza no ha sido otra que el Peugeot 208 T16 Pikes Peak, inscrito dentro de la clase “Unlimited” (que permite una casi total libertad reglamentaria). Exteriormente sus formas se asemejan intencionadamente a las de un Peugeot 208, aunque su chasis multitubular y carrocería de fibra de carbono poco tienen que ver con el modelo de serie. Tampoco el concienzudo estudio aerodinámico heredado en gran parte del Peugeot 908 HDi FAP ganador de las 24 Horas de Le Mans.

Sebastien_Loeb_Rey_Pikes_Peak_10El propulsor es un V6 bi-turbo de 3,2 litros de cilindrada, en disposición longitudinal, en el centro del habitáculo, que ofrece una potencia máxima de 875 CV y un par motor de 90 mkg, lo que unido a un peso muy contenido de tan sólo 875 kg supone lograr la relación peso/potencia ideal de 1CV/kg. Gracias a ello puede alcanzar una velocidad máxima de 240 km/h pero, sobre todo, acelerar de 0 a 100 km/h en 1,8 segundos; de 0 a 200 km/h en 4,8 segundos y de 0 a 240 km/h (velocidad máxima) en tan solo 7 segundos.

Centrándonos ya en la carrera cabe destacar que Sébastien Loeb fue el primer competidor en partir, dentro de la clase “Unlimited”, justo detrás de las diferentes categorías de motos participantes. El tiempo estaba empeorando rápidamente y el cielo se iba cubriendo poco a poco de amenazadoras nubes. La climatología en las montañas de Colorado es muy cambiante, y más a tal altitud. Si empezaba a llover el intento de record podía quedar en nada… Afortunadamente el líquido elemento no hizo acto de presencia durante la prueba, completando el recorrido sin mayores dificultades, permitiéndose incluso batir el tiempo que establecían las simulaciones de los ingenieros de Peugeot Sport (que en las previsiones más optimistas rondaban los 8 minutos y 15 segundos…). Pero el 9 veces Campeón del Mundo de Rallies demostró de qué pasta está hecho y que sus títulos no son fruto de la casualidad, rebajando finalmente dichas estimaciones.

Sebastien_Loeb_Rey_Pikes_Peak_03Según declaró tras la carrera: “Estoy realmente feliz porque, al final, hemos hecho una buena subida. No esperaba superar ese tiempo de 8:15, así que bajarlo dos segundos ha sido fantástico. Antes de empezar, no tenía claro si debía ir al máximo o si tenía que ir a un ritmo que me asegurase la victoria. Al final, decidí darlo todo. Todo estuvo bajo control, en todo momento. Aparte de preocuparnos por el tiempo, no tuvimos ningún momento realmente complicado”.

En el segundo lugar se clasificó el vencedor de la edición del año pasado y, hasta este pasado fin de semana, recordman de la prueba, el piloto neozelandés Rhys Millen a bordo de un también espectacular Hyundai RMR PM580-T, quedándose a 49 segundos del tiempo marcado por el piloto francés, realizando la ascensión en 9´02”192.

Sebastien_Loeb_Rey_Pikes_Peak_08Al final de la prueba Millen declaraba: “Creo que es justo decir que hoy estábamos corriendo por la segunda posición. Romain Dumas y yo marcamos cronos muy similares durante los entrenamientos libres, pero entonces oí que, desgraciadamente, su motor se rompió en la salida. Yo sabía que no iba a batir el tiempo de Loeb, así que decidí no correr riesgos innecesarios. Una cosa que se debe reconocer a Loeb y a Peugeot Sport es que estuvieron increíbles. Su tiempo final fue sencillamente increíble”

La pregunta que cabe hacerse ahora es si en un futuro más o menos cercano será batida dicha marca… Nosotros apostamos a favor…

http://youtu.be/4EsRyhxa5Tg


Galería de imágenes:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta