Los coches de alta gama y las compañías de audio de alta gama se combinan como champán y caviar. Sennheiser, quizás más conocida por sus auriculares, está trabajando con el fabricante de vehículos eléctricos Karma Automotive (anteriormente Fisker Automotive) para amplificar el audio del Revero GT en más de un sentido. Ambas empresas quieren el mejor sonido y más afinado control por voz que jamás se haya visto en un coche.

El sistema se basa en los que Sennheiser ya tiene destinados al hogar, bautizados como AMBEO. Este emplea un puñado de altavoces individuales para crear un efecto en tres dimensiones. Pero adaptar esa tecnología a un coche fue un desafío. Sennheiser tardó más de dos años en diseñar esta versión, según el comunicado de la compañía. Un automóvil es un entorno mucho más desafiante para hacer un sonido de alta calidad que una sala de estar.

“Casi tuvimos que comenzar desde cero, con el objetivo de no solo traer una buena solución al mercado, sino crear la mejor disponible”, dijo Véronique Larcher, directora del sistema de audio inmersivo AMBEO. Sennheiser colocó altavoces en todo el habitáculo en una configuración multicanal de dos capas, incluidos los reposacabezas, junto con un subwoofer. Mediante una interfaz gráfica, se puede personalizar lo que suena, establecer el grado de inmersión y elegir las posiciones sobre el escenario.

También utilizó su propio algoritmo de “mezcla ascendente” para coordinar la reproducción de audio a través de ellos. El algoritmo puede lograr un efecto 3D incluso sin fuentes de audio específicas, según Sennheiser. Los usuarios pueden ajustar la configuración según sus preferencias, y el sistema también tiene una función para detectar el ruido de fondo de las llamadas telefónicas, según Sennheiser.

Para aquellos que no estén muy adentro en la industria de la grabación, el sistema de grabación AMBEO es una tecnología interesante. Al igual que las marcas que se infieren, está diseñado para grabar sonido ambiental alrededor del sujeto, lo que deriva en una experiencia inmersiva en 3D o un “campo de sonido natural”. La larga historia de Sennheiser en el campo del sonido, sin duda, mejorará la estancia a bordo del Karma Revero GT.

Respecto a este último, es un híbrido enchufable de altas prestaciones que depende principalmente de la energía eléctrica, pero cuenta con un pequeño motor de gasolina como respaldo. Es de origen BMW, y es el mismo que el montado en el i8: una unidad de tres cilindros turboalimentada y 1.5 litros. En conjunto, las ruedas traseras reciben 544 CV y 760 Nm, lo que debería llevarlo de 0 a 100 km/h en apenas 4,5 segundos, según Karma.

La compañía también afirma que el Revero GT puede conducir solo con energía eléctrica durante 130 kilómetros. Cabe recordar que el diseño se basa en el Fisker Karma, estrenado en 2012. Fisker Automotive fabricó unos 2.000 ejemplares antes de declararse en quiebra. Los restos de la empresa fueron comprados por el conglomerado chino Wanxiang en 2014 y reconstituidos en Karma Automotive. Poco después, se puso nuevamente en producción como Karma Revero.

Fuente: Sennheiser

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta