¿Te gustan los coches clásicos y eres un enamorado del rock & roll? Tal vez una exposición compuesta por una decena de coches personalizados propiedad de uno de los máximos representantes del rock, James Hetfield, te pueda interesar. Conocido por ser el vocalista, guitarrista rítmico, principal compositor y cofundador de la banda Metallica, la exhibición es la mezcla perfecta entre el metal y el músculo americano.

Debido a que a Hetfield le encantan los vehículos personalizados, todos los mostrados en la exposición son tales construcciones. Y la mayoría de ellos fueron diseñados por uno de los nombres más importantes de la industria hot rod, Rick Dore. Algunos de ellos son el Jaguar Mk.IV “Black Pearl” de 1948, el Packard-Delahaye “Aquarius” de 1934, un Buick Skylark “Skyscraper” de 1953, el Lincoln Zephyr “VooDoo Priest” de 1937 o el Auburn “Slow Burn” de 1936.

Hetfield ha sido un coleccionista de automóviles dedicado durante muchos años y ha acumulado una colección que es, absolutamente, increíble. Cada uno de ellos es casi mejor que el anterior, más sexy y una verdadera maravilla para los amantes de los coches clásicos personalizados y los hot rods. La muestra varía desde bestias estadounidenses como el mencionado “Skyscraper”, hasta incluso camionetas. Eso sí, todas ellas tienen en común en cosa: su antigüedad.

Buick Skylark “Skyscraper” (1953)

El músico californiano ha sido durante mucho tiempo un miembro activo de la comunidad de cultura del automóvil, y es actualmente pertenece al club Beatniks of Koolsville, dedicado en exclusiva a todo lo que atañe al mundo de la customización de clásicos americanos. Y más que un coleccionista, podríamos decir que Hetfield no es adverso a ensuciarse las manos, trabajar en sus coches y mostrarlos en varios espectáculos y eventos dedicados.

La colección en exhibición se titula Reclaimed Rust: The James Hetfield Collection (“Oxido recuperado: la colección James Hetfield”) y marca la primera vez que estos coches se unen bajo un mismo techo para que el público los admire. Acompañando a los modelos previamente escritos, también harán acto de presencia de dos Ford Coupé, el “Iron Fist” de 1936 y el “Crimson Ghost” de 1937, así como el Ford Roadster “Black Jack” de 1932, y otros dos que permanecen sin nombre.

Lincoln Zephyr “VooDoo Priest” (1937)
Lincoln Zephyr “VooDoo Priest” (1937)

Durante más de un cuarto de siglo, un establecimiento en el Wilshire Boulevard de Los Ángeles, Estados Unidos, ha sido el lugar al que acudir cuando se busca experimentar, de primera mano, colecciones de automóviles que no se pueden encontrar en ningún otro lugar. El Petersen Automotive Museum, probablemente, continuará siendo “el lugar” elegido para ese menester en 2020 también, y comenzará el año con fuerza a partir del próximo 30 de enero.

“Esta es la primera vez que la colección Hetfield se exhibirá al público y estamos ansiosos por compartir la inspiración detrás de estos vehículos extraordinarios con el mundo”, dijo en un comunicado el director ejecutivo del Petersen Automotive Museum, Terry L. Karges. “’Reclaimed Rust’ reúne a dos industrias que van de la mano con la expresión de los artistas”. El propio Hetfield estará en el museo el 30 de enero durante la ceremonia de apertura.

Fuente: Petersen Automotive Museum

Galería de fotos:

Ver galeria (28 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta