La marca coreana ha iniciado el nuevo año con gran ambición. Así lo demuestra el hecho de que todos los modelos Kia comercializados en Europa a partir del 1 de enero de 2010, desde el pequeño Picanto hasta el todoterreno Sorento, cuentan con una garantía de siete años, un hecho sin comparación hasta el momento en la industria del automóvil. Eso sí, existen unas condiciones. La garantía será de siete años siempre y cuando no se superen los 150.000 kilómetros durante este periodo. Aún así, durante los primeros 36 meses la garantía no tiene límite de kilometraje, excepto en el caso de los taxis. Como es lógico, elementos de desgaste habitual como los neumáticos, las pastillas de frenos y los discos de embrague están excluidos de la garantía.

Por su parte, la garantía anti-corrosión varía entre siete y doce años, en función del modelo. La marca coreana continua así con el proceso iniciado a finales de 2006 con el cee’d, primer modelo Kia fabricado en Europa, en Zilina (Eslovaquia), y el primero también en gozar de 84 meses de garantía.

El objetivo de esta iniciativa es según Paul Philpott, Director General & COO de Kia Motors Europe, “convertirnos en el primer fabricante del mundo en el ranking de satisfacción al cliente. Indudablemente, la nueva garantía aumentará el tráfico de exposición en nuestros concesionarios y se incrementarán las ventas en 2010 y años posteriores”.

La garantía de siete años ofrecida por Kia no sólo aporta mayor tranquilidad a los futuros propietarios, sino que mejora el valor de recompra del vehículo en el mercado de segunda mano, ya que dicha garantía es transferible a los siguientes propietarios del coche.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta