Las transacciones de vehículos de ocasión entre particulares ya suponen un 58% de las adquisiciones totales, frente al 42% que gestionan los profesionales. Ante esta situación, Ganvam, la patronal de los concesionarios ha iniciado una campaña para concienciar al público de las ventajas de acudir a concesionarios y compraventas en lugar de dejarse llevar por las gangas de particulares que no sólo carecen de garantías, sino que además están contribuyendo a acelerar el envejecimiento del parque: Un 61% de los usados vendidos entre particulares supera la década y os 90.000 kilómetros, frente al 19% de las operaciones en que intervienen profesionales.

La asociación recuerda que quienes acuden a un profesional anteponen la profesionalidad del servicio y la variedad de la oferta a factores como la relación personal con el vendedor del vehículo, como suelen hacer los compradores particulares, hasta el punto de que dos de cada tres acaban por realizar la compra a un amigo, familiar o conocido en el que dicen confiar.

Ganvam destaca otras ventajas que ofrecen los profesionales, entre las que destaca una garantía legal de un año, si así se pacta, tras la compra de un coche usado. Esta normativa no es obligatoria para el particular que vende un vehículo a otro particular.

La campaña de Ganvam también pone el acento en otros beneficios de acudir a los profesionales: tranquilidad de confiar en el buen estado del vehículo, (son revisados concienzudamente), transparencia (el comprador recibe toda la información relativa al vehículo) y el servicio de financiación que concesionarios y compraventas facilitan de la forma más cómoda y adecuada al comprador en un mercado donde uno de cada tres compradores de usados opta por financiar su compra.

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, enfatizó que los profesionales del sector “están perfectamente cualificados y su único objetivo es satisfacer a su cliente ante cualquier incidencia administrativa o mecánica que pudiera tener el vehículo, ya que de este modo repetirán compra en un futuro y hablarán bien del establecimiento a sus familiares y amigos”. Esta circunstancia supone, a su juicio, “toda una garantía de que el comprador recibirá en todo momento el mejor servicio posible, tanto en el proceso de venta como en el posterior mantenimiento del vehículo”.

Otros motivos que desde la asociación se aducen para animar la compra de un VO a un profesional se basan en la tranquilidad y confianza que supone contar con el Libro de Mantenimiento del vehículo, la factura de la ITV en vigor, el Impuesto de Circulación al día o saber que el vehículo adquirido está libre de cualquier posible carga o gravamen heredado de anteriores propietarios.

Fuente: Ganvam

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta