En 2009 la firma automovilística india TATA lanzaba al mercado el modelo Nano, el vehículo más barato del mundo que prometía revolucionar el sector nacional. En un país con un servero problema de pobreza,donde la mayoría de habitantes no puede permitirse el lujo de adquirir un coche, el Nano parecía ser la solución perfecta. Sin embargo, casi dos años después de su lanzamiento las ventas continuan cayendo en picado y es que en este tiempo la firma solo ha conseguido sacar del mercado apenas 70.000 unidades, un descenso pronunciado del 85% desde su estreno en la India.

Para los expertos en la materia, parte de la culpa de este inesparado fracaso podría localizarse en una serie de incendios que al parecen habrían sufrido varios modelos. Según Rodrigo Fernsainz, editor de la revista Autobild, “un rumor como es hoy en día con las redes sociales es más que suficiente para que se difunda y se eche atrás una venta”. Además, otras incidencias relacionadas con los ruidos del motor, el poco espacio para el equipaje o una larga lista de espera también han mermado la incidencia del Nano en el mercado.

A pesar de su bajo precio, los 2.700 dólares resultan aún así una cifra inalcanzable para gran parte de la población india, donde los trabajadores perciben un sueldo anual inferior a los 700 euros. Para intentar revertir la situación, TATA anuncia el inminente lanzamiento de un nuevo modelo en el que se han tenido en cuenta las opiniones de miles de usuarios.

Entre las novedades, un motor más poderoso de 38 caballos y mucho menos ruidoso, con un consumo de 4,08 litros a los 100, y una nueva suspensión con una barra delantera estabilizadora. Para su versión en los países occidentales  en vías de desarrollo, el motor escogido es un nafero de 2 cilindros, 624 cc y 35 CV, con una caja de cambios manual de cuatro velocidades y una velocidad máxima de 110 km/h.

Vía: Terra

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta