Todos estamos de acuerdo que las multas por si solas no solucionan siempre que se evite volver a cometer la infracción por ello yo soy de los partidarios de las sanciones que realmente solucionan el problema, como es el caso de lo propuesto ayer en la en la Comisión de Seguridad Vial de la Cámara Baja.

La propuesta consiste en anular la multa al conductor que sea sancionado por hablar por el móvil, siempre y cuando instale en un plazo de 30 días un dispositivo de ‘manos libres’ en el coche.

hablar-por-el-movilHabrá opiniones para todo pero creo que si el sentido de la multa de tráfico no es recaudar y si es conseguir evitar las infracciones de los conductores, de esta manera tan ejemplar se conseguiría que poco a poco los conductores se concienciaran más de la necesidad de usar el manos libre cuando hablen desde el coche.

Tenemos que recordar que según diversos estudios, el uso del móvil es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes de tráfico. Tráfico recuerda que marcar un número de teléfono mientras se conduce supone una distracción al volante de 13 segundos y responder a una llamada, 8 segundos.

La proposición no de ley, fundamente esta propuesta en que si se tiene en cuenta que el número de conductores que utilizan el móvil al volante el móvil no deja de crecer desde 2003, los poderes públicos deben, más allá de la sanción económica, que “permitan una verdadera modificación de las conductas que se pretenden eliminar”.

Por eso, los grupos parlamentarios que defienden la iniciativa entienden que, una vez que se sancione a una persona por utilizar de forma irregular el teléfono móvil, éste “pueda optar entre pagar la multa y evitar el pago de la misma si acredita ante la Administración emisora de la multa que ha instalado de forma permanente un dispositivo de ‘manos libres'”.

Vía El Mundo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta