Todoterrenos con chapa de lujo pero económicos más allá de la fachada. Los vehículos de bajo coste que imitan el diseño de sus hermanos ricos son cada vez más habituales en los concesionarios. El quiero y no puedo de la automoción triunfa entre una clientela más preocupada por la apariencia que por la fiabilidad.

Dentro de este grupo de vehículos se encuentra el Travectecdrah, un todocamino presentado en el Salón Internacional de Frankfurt, desarrollado por la empresa alemana de ingenieria Travec Automotive GMBH. Uitlizando la base del Dacia Duster, el Travectecdarh monta parrilla y faros que se asemejan a la estética del Mercedes Clase G, una ventana triangular junto al pilar B, similar a la de un Freelander 1 y unas puertas, gemelas en el diseño, a las del Jeep Wrangler.

Tecdrah, todocamino

Presume de una capacidad para cuatro ocupantes, con asientos delanteros en estilo deportivo, y una zona de carga amplia, aunque menor que la del Duster. A pesar de su estética agresiva y robusta, nada más lejos de la realidad, el 72% de las materiales utilizados en la producción del vehículo son de plástico reciclado, mucho menos pesado que la chapa convencional. En caso de accidente, los riesgos, por tanto, son mayores, aunque bien es cierto que se gana en ligereza gracias a una estructura construida con un marco tubular de acero y aluminio. El peso queda fijado en los 990 kilos, una cifra que se eleva hasta las 1.290 kilos si se incorpora la capota rígida y otros extras como las llantas de 17 pulgadas.

El Travectecdarh está alimentado con el motor del Duster, un propulsor de 1,5 litros de dCi y 110 CV, con una caja de cambios manual de 6 velocidades. Su precio, varia entre los 13.000 euros de la versión 4×2 y los 18.250 euros para el 4×4.

Vía: Autofácil

1 COMENTARIO

Deja una respuesta