La compañía nipona ha tomado un Toyota Prius experimental que ha equipado con un kit solar en la parte superior de la carrocería –capó, techo y luneta posterior– para explorar los límites de los viajes por carretera alimentados mediante energía solar. A diferencia de los anteriores intentos que simplemente adornaban este híbrido, la nueva matriz será capaz de cargar el vehículo mientras está en movimiento.

El World Solar Challenge es una carrera de resistencia en Australia para vehículos que funcionan con energía solar, y cada año nos muestra lo que es posible cuando los coches se construyen para lograr la máxima eficiencia. Los participantes no son el tipo de vehículos en los que se puede cargar a la familia y salir en un día festivo, pero algunas de las tecnologías que emplean acaban llegando a nuestros coches.

El ambicioso y recientemente revelado Lightyear One es uno, que está siendo desarrollado por miembros del Solar Team Eindhoven, quienes ganaron los World Solar Challenges en 2013, 2015 y 2017. Estos muchachos estiman que pueden aprovechar cinco metros cuadrados de energía solar. Celdas incrustadas en el techo y el capó para impulsar el automóvil hasta 20.000 km de limpios trayectos por año.

Toyota también ha estado explorando el potencial de los coches movidos por energía solar durante un tiempo, presentando por primera vez una opción de techo solar para la versión de producción de su Prius en 2012. La última versión de producción desarrollada junto con Panasonic genera 180 W y se suman a la batería 6,1 km de autonomía por día, cuando se puede cargar en condiciones ideales.

En comparación, Toyota espera que la última matriz instalada en este Prius experimental produzca alrededor de 860 W. Este salto se debe a las nuevas y mejoradas células solares desarrolladas por Sharp con una eficiencia de conversión del 34% (frente a un 22,5%) y, aparentemente, puede hacer posible la entrega de 44,5 km más de autonomía sobre la batería por día.

Mientras que el modelo de producción solo cargará la batería cuando esté estacionado y, de lo contrario, solo alimenta la energía en los sistemas de navegación y similares, la nueva versión de demostración puede cargar el vehículo mientras se está conduciendo, extendiéndose hasta 56,3 km.

Toyota ha programado comenzar a probar el nuevo Toyota Prius solar este mes en las carreteras públicas de Japón, y utilizará la información para recopilar datos sobre la autonomía real a velocidades de crucero y la eficiencia en el gasto  de combustible. Las miras de Toyota están puestas en desarrollar las capacidades de la recarga solar a bordo más avanzadas para sus vehículos.

Fuente: Toyota

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta