El circuito de Nürburgring en Alemania no es solo una pista donde cualquiera puede exprimir a fondo su coche (o de alquiler). También es el hogar de muchos fabricantes, un establecimiento donde evalúan sus coches, ya sean mulas de pruebas o no, antes de lanzarlos al mercado. Toyota es uno de estos fabricantes.

Sin embargo, parece que a partir de ahora no serán muy asiduos a visitar el Infierno Verde. La compañía japonesa ha puesto en marcha su Toyota Technical Center Shimoyama, una nueva instalación dedicada a la investigación y el desarrollo de sus productos. Y no, no está en Europa, está en el corazón de la ciudad de la compañía, en la prefectura de Aichi, Japón. Ubicado en una zona montañosa a lo largo de las ciudades de Toyota y Okazak, el nuevo campo de pruebas está aproximadamente a media hora de su oficina central.

El Toyota Technical Center Shimoyama es un complejo industrial de 650,8 hectáreas que alberga cursos de prueba especializados, secciones de alta velocidad, instalaciones de desarrollo de vehículos e incluso tramos que simulan caminos rurales. La última de todas es una pista de 5,3 kilómetros que resulta similar a Nürburgring en miniatura, aunque con un cambio de elevación de 75 metros. Aprovechando la topografía local, presenta una amplia gama de curvas. Es de destacar que 50 personas han comenzado a trabajar en una nueva pista de pruebas.

Aunque Toyota ya haya inaugurado su centro de pruebas, trazado no estará 100 % completado y plenamente operativo hasta 2023. Al más puro estilo de Nürburgring, alrededor del 70 % de la superficie total del sitio se compone de los árboles y zonas verdes originales, además de nuevas áreas verdes que están en desarrollo. Se está prestando plena atención al mantenimiento y la gestión del entorno natural para sentirse en consonancia con la naturaleza.

En palabras de Akio Toyoda, presidente de Toyota: “Con el objetivo de hacer coches cada vez mejores, hemos continuado realizando varios esfuerzos para “sentir la carretera” y “conversar con los coches” a través de pruebas de manejo en todo el mundo, incluyendo nuestro Five Continent Drive Project y las 24 horas de Nürburgring. Sobre la base de estas experiencias, hemos replicado una variedad de carreteras del mundo entero. Tenemos la intención de perfeccionar a fondo cada uno de nuestros modelos y desarrollar los tipos de coches que personifican la verdadera alegría de conducir”.

Junto al Nürburgring de Toyota, la compañía también está creando un centro técnico que servirá de soporte a sus equipos durante las pruebas y test. Los cursos especializados y pruebas de alta velocidad no abrirán sus puertas hasta 2023.

Fuente: Toyota

Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta