Con todos los respetos, el tuning me parece una actividad de dudosa calidad estética. No llego a comprender dónde está la diversión en gastarse una millonada destrozando lo que antes era un vehículo y después se convierte en un mero elemento decorativo admirado por lo más “selecto” del vecindario. Como cada cual es libre de tener aficiones y a fin de cuentas el tuning también forma parte del mundo del motor, los aficionados están de enhorabuena… O no

Los neumáticos suelen ser un elemento crucial en esta disciplina y aunque la industria ha avanzado a gran ritmo hasta ofrecer soluciones del gusto de los consumidores hasta la fecha no había sido capaz de cubrir una de los grandes deseos de los usuarios; los colores. Y decimos hasta la fecha porque una empresa china ya está fabricando las primeras ruedas coloreadas que según sus responsables podrían estar disponible en los establecimientos del país en los próximos meses.

De hecho, la primera línea de producción de estos neumáticos ya está lista para su puesta a la venta. Se trata de 20.000 ruedas en tonos rojos, amarillos, verdes o azules que han sido fabricadas por una compañía de la ciudad de Shandong.

En un principio las firmas chinas de automoción han reaccionado positivamente a la noticia. Auguran un exitoso futuro comercial gracias al amplio abanico de posibilidades que ello comporta, aunque desde Europa las reacciones son mucho más cautelosas. Si ya desde un principio la industria del viejo continente es recelosa de los componentes llegados del lejano oriente, experiencias anteriores invitan a la cautela. Hace algunos años ya se experimentó con neumáticos cuyo perfil era coloreado, pero conservando la banda de rodadura negra. Las pruebas demostraron que el nivel de agarrre en carretera descendía significativamente.

Habrá que esperar a los primeros resultados de la experiencia china para conocer la viabilidad de su implantación en el resto de los mercados.

Vía: El impulso

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta