En 2009, el número de turismos dados de baja aumentó casi un 30% gracias a a los efectos positivos del Plan 2000E que contempla ayudas directas para aquellos automovilistas que compren un vehículo y entreguen el suyo viejo para achatarrar, según un informe de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), elaborado a partir de los datos de la Dirección General de Trafico.

Esta cifra supone que en España prácticamente se desguazó un coche usado por cada nuevo matriculado, lo que representa una tasa de renovación del parque superior al 97%. Se trata de un nivel muy alto en comparación con años anteriores, ya que la supresión del Prever motivó que en los últimos ejercicios se diera de baja un coche por cada dos nuevos que se compraban (renovaciones de entre el 50% y el 70%).

La patronal de los vendedores atribuye este aumento de las bajas a los efectos positivos que el Plan 2000E está teniendo sobre el parque automovilístico, ya que durante el año 2009 el programa de incentivos envió al desguace 250.762 vehículos, es decir, casi un 27% del total de vehículos dados de baja.

Según Ganvam, esta renovación del parque no sólo contribuye a su rejuvenecimiento sino que además ejerce una serie de efectos beneficiosos sobre el medio ambiente y la siniestralidad, ya que los coches nuevos contaminan menos y son más seguros al contar con sistemas avanzados de seguridad como frenos antibloqueo (ABS), sistemas electrónicos de estabilidad y de tracción, etc.

No obstante, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores, Juan Antonio Sánchez Torres, recordó que todavía queda mucho camino por recorrer, ya que “si bien es cierto que está aumentando el número de vehículos que terminan en el desguace, el proceso de renovación del parque es todavía demasiado lento, como constata el hecho de que los vehículos de más de diez años que circulan por nuestras carreteras hayan aumentado de un 32% a un 34% en el último año”.

Cataluña y Madrid, las regiones más activas

Por comunidades autónomas, Cataluña concentró el mayor número de bajas de turismos durante el pasado año, con un volumen de 144.172 unidades, lo que representa un 15,5% de todas las bajas producidas en España. Le siguió Madrid, con 138.471 unidades dadas de baja y una cuota del 14,9% y Andalucía, con 136.444 unidades desguazadas (14,7%).

Por el contrario, las regiones que menor actividad registraron durante 2009 fueron La Rioja, con 3.904 bajas de vehículos (el 0,4% del total nacional), Cantabria con 12.260 bajas (el 1,3% del total) y Navarra, con 18.510 bajas (el 2% del total).

Finalmente, Ganvam asegura que las cifras de bajas podría ser mayor si se erradicaran algunas irregularidades “puntuales” y “minoritarias” que se suceden en el proceso de baja de los vehículos que, a pesar de contar con un certificado de destrucción, continúan en circulación en lugar de terminar en las instalaciones del Centro Autorizado de Tratamiento (CAT).

En todo caso y con el fin de que la propia normativa no sea la que provoque estas distorsiones, Ganvam está solicitando a las administraciones pertinentes que traten de adecuar el sistema de tramitación de las ayudas del Plan 2000E al proceso habitual que debería seguirse en la gestión de la baja del vehículo y su posterior tratamiento medioambiental en un CAT.

Vía | Ganvam

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta