La trama de la retirada ilícita de multas de tráfico en Lugo comienza a tomar proporciones centenarias. La jueza encargada del caso ha imputado a otros 22 agentes, lo que hacen un total de 100 en una plantilla de 150 policías, o lo que es lo mismo, la mayoría de los funcionarios tendrá que pasar por el despacho de la jueza. Los agentes están acusados de un delito de tráfico de influencias y será a partir del próximo mes de enero cuando se inicien la ronda de declaraciones.

La trama salió a luz cuando se estaba investigando otra de similares características, en la que los 77 agentes imputados se declararon inocentes. Tras un año de parón por una baja de la magistrada, el Tribunal retoma ahora las pesquisas, sin que por el momento se conozcan con exactitud cuantas multas dejaron de ser cobradas.

La tarea parece imposible ya que cualquier documentación al respecto ha desaparecido, según explicaron los agentes, porque cayó agua sobre los ficheros, amontonados en una vieja celda de la cárcel que en su día fue rehabilitada para ser sede de la Policía Local. A pesar de los inconvenientes que esto puede acarrear, la jueza está centrada en poder demostrar algunos casos concretos de los que sí se disponen datos.

Con tal fin, la magistrada se trasladó a la sede policial para prodecer al requisado de los documentos pertinentes. En la lista de imputados, además de los policías locales, también figura Darío Diéguez, director general de la institución, que fue cesado mientras se desarrollaba la investigación judicial. La jueza también intenta dilucidar si uno de los inspectores retiró sanciones a cambio de que el beneficiado asegurase su vehículo a través de una correduría vinculada al agente.

Vía: La Voz de Galicia

1 COMENTARIO

  1. Solo si la multa es delito por muerte que la investiguen, hasta la diputada correra más de 120km/h y no la multan, no creo que ella sea la que con pinzas salga ilesa de todo. Así que si callo agua sobre los ficheros, mejor para el pueblo. A partir de ahi, en el ahora empezar a llevar las cosas adecuadamente sin echar culpas a nadie.

Deja una respuesta