A perro flaco todo son pulgas. La presente temporada de fútbol está siendo desastrosa para el Real Zaragoza. La última derrota ante el Rayo Vallecano ha dejado al equipo en último lugar y a diez puntos de la salvación, circunstancia que ha vuelto a poner en cuestión la labor del nuevo entrenador, Manolo Jiménez, que no ha conseguido hasta ahora poner remedio a la dramática situación. En la junta directiva las cosas no van mucho mejor. Cada fin de semana la afición pide la salida del club del actual presidente Agapito Iglesias, pero la tarea en busca de un nuevo comprador no parece fácil teniendo en cuenta la más que delicada situación económica de la institución, que se encuentra inmersa en la ley concursal.

Por si esto fuera poco, Abraham Minero, defensa central del equipo, ha sido cazado por un vehículo radar de la policía cuando circulaba por el barrio del Vadefierno a 122 kilómetros por hora, en un tramo de vía donde la velocidad máxima permitida es de 50 kilómetros por hora. Minero fue detenido el pasado miércoles a las 17:00 acusado de un delito contra la seguridad vial. Según informa la Policía Local de Zaragoza, el jugador fue trasladado a dependencias policiales donde se le fue notificado la fecha del juicio, que será celebrado el próximo viernes 3 de febrero en una vista rápida.

A la cuantiosa multa económica que deberá afrontar, Minero tendrá que asumir otra impuesta desde el club, ya que el régimen interno del mismo castiga este tipo de conductas por la mala imagen que proyecta. Por el momento el jugador no ha realizado ningún tipo de declaración.

Vía: Autobild

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta