Cabify incorpora el pago en efectivo en la ciudad de Madrid. De este modo, la capital española se suma a las ciudades de Alicante, Valencia y Sevilla que ya contaban con esta modalidad de pago para sus servicios.

La aplicación ofrecerá al usuario la posibilidad de abonar es traslado en metálico sólo en los casos en los que los conductores habiliten dicha acción. De este modo, Cabify “quiere favorecer la autonomía y garantías de los conductores en cada momento”. Esta novedad, sólo estará disponible en los trayectos de categoría Lite.

Esta nueva modalidad de pago supone el 20% de su facturación total en las ciudades que ya cuentan con esta posibilidad. De hecho, uno de cada dos usuarios que se descargan la aplicación eligen este nuevo modo de pago.

Pese a esta novedad, el modo de actuar de Cabify no se ve alterado. Continua siendo necesario la contratación del servicio mediante la aplicación y el precio de éste seguirá siendo cerrado. La única diferencia en el servicio es que el usuario podrá abondar el precio del viaje al final y no al principio. La compañía de movilidad española ofrece así una alternativa a la tarjeta de crédito. Del mismo modo, Cabify no obligará a sus conductores a utilizar el dinero, puesto que serán ellos quienes acepten o diclinen este tipo de servicios.

El objetivo de Cabify con esta actualización es “adaptarnos a nuevos tipos de usuarios con preferencias diferentes, especialmente por edades” señala Mariano Silveyra, responsable de la empresa en Europa.

Este cambio en la forma de pago de los traslados es consecuencia del proceso de transformación que está viviendo Cabify en busca de nuevos usuarios. Algo relacionado con su servicio de motosharing Movo que opera el Madrid, el cual pondrá en marcha en las próximas semanas un servicio de patinetes. Debido a las nuevas normativas y restricciones de circulación, Cabify continua adaptándose e innovando en la búsqueda de nuevos clientes.

Fuente: Cabify

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta