Los fabricantes de automóviles están cada vez más preocupados por el medio ambiente. Eso ha llevado a la proliferación de sistemas de propulsión alternativos como los híbridos, híbridos enchufables y eléctricos. Pero, además de verlo en sus coches, también podemos verlo a través de otras acciones. Por ejemplo, Hyundai ha montado una valla publicitaria en Madrid que es de lo más ecológica y que contribuye a reducir la contaminación en la capital.

¿Y cómo puede hacer eso un pedazo de lona? Pues porque ha sido hecha de un material especial en un proceso conocido como fotocatálisis. Se ha impregnado la lona con dióxido de titanio, que actúa como catalizador y consigue un efecto similar al de la fotosíntesis. De esta forma consigue convertir los óxidos de nitrógeno en nitratos, mejorando la calidad del aire al eliminar esos gases contaminantes, unos de los más peligrosos.

Esta valla publicitaria corresponde a una campaña de la gama del Hyundai Ioniq. Reza “el coche para cuando no dejen ir en coche”, haciendo referencia a que todas las versiones de este modelo  podrán entrar al centro de la ciudad. El Ioniq híbrido tiene pegatina Eco, mientras que el híbrido enchufable y el eléctrico tienen la pegatina Cero. Este modelo se convirtió en pionero al ser de los primeros en tener las tres versiones y la fórmula ha sido aplicada en otros ejemplares.

La valla publicitaria ecológica ha sido montada en la glorieta de Alonso Martinez, un lugar estratégico donde empieza la superficie de Madrid Central. Conocida como ‘almendra roja’ por el color de las líneas que delimitan su área, se activará en noviembre y restringirá el tráfico a los vehículos más contaminantes. La lona estará presente del 15 al 31 de octubre y provocará un efecto similar al que consiguen 500 árboles.

Fuente: Hyundai

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta