Con la explosión de la demanda de transporte personal provocada por la pandemia, miles de nuevas propuestas llegan al mercado buscando pescar algo en un momento emocionante para este tipo de iniciativas. Una de las últimas viene por parte de un grupo de diseñadores de origen canadiense, quien ha presentado su proyecto Vegan. El prototipo busca lanzar una solución de transporte realmente práctica y con un bajo precio de adquisición y mantenimiento.

El Vegan es un triciclo ligero equipado con paneles solares que recargan su batería, donde la propulsión puede provenir tanto del pedaleo del conductor como de una batería de litio. Otra de las dotaciones de fábrica es un sistema de localización por GPS, una toma de corriente de 12V (CA) para dispositivos como altavoces Bluetooth y la carga de dispositivos electrónicos. Sin embargo, su objetivo es el mismo que el otros muchos anteriormente: ofrecer el mejor producto al mejor precio.

Todo esto en papel, por el momento. El Vegan existe en forma de prototipo digital, y la start-up canadiense ahora está haciendo un crowdfunding en IndieGoGo para llevar el primer prototipo funcional al mercado. Una vez que se asegure una primera etapa en la financiación, prometen entregar aún más prototipos a los contribuyentes a partir de marzo de 2021, con el objetivo final (y muy ambicioso) de colocar un unicornio de este tipo en cada hogar, e incluso en flotas de servicio en las principales ciudades.

Con un chasis de aluminio y una carrocería de fibra de vidrio reforzada con fibra de carbono, el Vegan pesa 175 kilos con la batería, y tiene una carga útil total de más de 300 kg. A pesar de su escasa masa, sus diseñadores dicen que es muy estable al tener dos ruedas en la parte delantera. Los asientos en el interior son para tres personas (una en el frente y dos en la zaga), pero puedes acomodar fácilmente a cuatro si son de un tamaño más pequeño. Los dos asientos de la parte trasera se pueden plegar para convertirlo en un triciclo de carga.

Impulsando la tercera rueda en discordia hay un motor BLDC de 1.000 vatios de potencia, con el que el Vegan puede alcanzar velocidades promedio de 30 km/h y máximas de 70 km/h, si es que realmente tienes prisa. Para aquellos que prefieran disfrutar de la vida con más moderación y a menos revoluciones está considerando una versión asistida por pedal de 500 vatios, para aquellos a quienes no les importe sudar mientras hacen recados.

Una batería de gel ácido de 88 Ah es recargable e intercambiable en caliente es lo suficientemente buena para recorrer ente 90 y 95 km con una sola carga, pero recuerda, este es un triciclo híbrido que también puede extender su carga con energía solar. Con ese fin, tiene un panel de 120 W en el techo y, junto con el frenado de regeneración, llevará la autonomía estimado por encima de los 120.000 km. Si lleva una batería de repuesto, puedes duplicarla. Una carga completa se logra en 4,4 horas, y 10,2 horas con el panel solar, estiman los diseñadores.

Una de las cosas clave será su precio. Durante la campaña de financiamiento, estará disponible desde 1.400 dólares (1.185 euros), luego de lo cual tendrá un coste de 3.500 dólares (2.960 euros) una vez finalice la fase. Precios que sus directivos indican que conseguirán gracias a una producción en un importante centro industrial como es Pakistán, donde aseguran que tendrán acceso a materiales y mano de obra de relativamente asequible, facilitando el lanzamiento de este modelo al mercado internacional con un precio sin rival a la vista.

Fuente: IndieGoGo

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta