Las distracciones al volante son el causante principal de la mayoría de accidentes en la actualidad. Es por eso que muchos fabricantes se han empeñado en evitar esos estímulos que hacen que los usuarios desvíen su atención al volante. Y lo que podríamos llegar a ver en los próximos años es este volante con señales de calor en el que está trabajando Jaguar Land Rover. La firma británica ha colaborado con la Universidad de Glasgow para desarrollar esta curiosa idea que podría tener sentido.

Este invento que ha sido denominado como “volante sensorial” tiene la capacidad de calentarse y enfriarse  rápidamente para dar comandas al conductor. Esta señal térmica haría que uno de los laterales del volante se calentara 6° C más, con lo que indicaría que hay que hacer un giro en esa dirección. El usuario podría regular si el cambio de temperatura es más leve o más acusado.

Este volante con señales de calor no solamente serviría para indicar giros, también podría avisar cuando es necesario cambiar de carril o de un cruce que está próximo. Esta tecnología podría parecer innecesaria para muchos, pero la marca destaca su funcionamiento cuando existe una visibilidad reducida debido a la meteorología o a la carretera. También se quiere destacar que con este sistema la persona está más involucrada en la conducción y consigue que se mantenga el foco de atención en la carretera.

El uso de este volante se podría extender utilizando vibraciones para avisos de menor urgencia como cuando entra en reserva de combustible o un punto de interés en la ruta. La temperatura se quedaría para indicaciones en la conducción y que no sea necesaria la guía de voz para la navegación. Incluso más adelante se podría usar la señal térmica en las levas de cambio para indicar el cambio entre modo manual y autónomo cuando lleguen los coches de este tipo.

Fuente: Jaguar Land Rover

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta