La berlina alemana fue el primer modelo que Volkswagen lanzó con el apellido BlueMotion, en 2007. Tres años después, el Passat BlueMotion ha evolucionado aún más. Para empezar, la renovada versión monta el nuevo motor de cuatro cilindros 1.6 TDI de 105 CV y sistema de inyección “common-rail”.

Además del nuevo bloque, la principal novedad es la introducción del “Start & Stop” así como del sistema de recuperación de energía de frenado. El primero, para el motor cuando el coche se detiene, por ejemplo en un semáforo, y arranca cuando volvemos a pisar el embrague para engranar una marcha. Por su parte, el sistema de recuperación de energía de frenado aprovecha la presión generada cuando el conductor pisa el freno para aumentar la tensión del generador para recargar la batería del automóvil, por lo que no es el motor quien tiene que hacer esta función.

Además de estos sistemas y de la aerodinámica específica de esta versión, el Passat BlueMotion también dispone de recomendación de cambio de marcha en el cuadro de instrumentos y neumáticos de baja resistencia a la rodadura con una mayor presión de inflado.

El resultado de todas estas intervenciones es un consumo medio de sólo 4,4 l/100 kms y unas emisiones de CO2 récord de 114 g/km, consiguiendo una impresionante autonomía de 1.600 kilómetros, aproximadamente. Y sin perjuicio de las prestaciones: 193 km/h de velocidad máxima y un 0-100 de 12,4 segundos.

El precio del Volkswagen Passat BlueMotion es de 25.830 euros.

Por otro lado, la marca alemana ofrece la posibilidad de montar el paquete BlueMotion Technology en las versiones TDI de 105 y 140 CV en combinación con los acabados Edition Plus, Advance Plus y Highline. Este paquete opcional incluye el sistema “Start & Stop”, la recomendación de de cambio de marcha y el sistema de recuperación de energía de frenado.

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta