La crisis por la que atraviesa el sector de la automoción en nuestro país no parece afectar demasiado a las grandes firmas internacionales que dominan este negocio. Primero fue General Motors. El gigante norteamericano presentó hace unos días su balance comercial, con unos beneficios récord de más de 7.000 millones de euros. Ahora, le ha llegado el turno al grupo alemán Volkswagen, el cual ha declarado un beneficio neto en 2011 de 15.409 millones de euros, lo que supone un aumento del 125% con respecto a las ganancias contabilizadas en el ejercicio anterior.

El consorcio de Wolfsburg, que comprende marcas como Volkswagen, Audi, Seat o Skoda, vendió en todo el mundo 8,26 millones de vehículos, la cifra más alta de su historia, lo que representa un aumento del 14,7% en relación con el ejercicio anterior. Cifras récord de beneficios y también de producción, que se situó en máximos históricos con 8,49 millones de unidades, un 15,5% más que en 2010, mientras que la plantilla de trabajadores rebasó el medio millón de personas, con 501,956 efectivos y un incremento del 25,7%.

El grupo Volkswagen presume de una sólida posición de liquidez con 16.951 euros, aunque bien es cierto que la cifra es un 9,1% inferior a la conseguida en 2010. La compañía que preside Martin Winterkorn distribuirá entre sus accionistas un dividendo de tres euros por acción ordinaria, un 36% más en relación con los 2,20 euros repartidos con cargo a los resultados de 2010.

Vía: ElEconomista

1 COMENTARIO

  1. “La cifra más alta de su historia”, de verdad que esto es impresionante, con la que esta cayendo…

Deja una respuesta