En los últimos meses hemos conocido algunos portotipos de Volvo que nos han conquistado, como el Volvo Concept Coupe o el Volvo XC Concept Coupe,que deberán guiar el futuro de los coupés y SUV de la marca sueca y que han tenido una excelente acogida. Ambos nos han hecho mirar al pasado de la marca y fue así como hemos recordado al Volvo YCC (Your Concept Car), un coche pensado por y para mujeres presentado hace diez años, en el Salón de Ginebra 2004.

A principios del siglo XXI, la marca vio que las mujeres tenían cada vez más peso entre sus compradores. En EE.UU. el 54% de los compradores de Volvo eran mujeres, de ahí que en diciembre de 2002 diese luz verde a este curioso proyecto. Entonces, cinco mujeres de Volvo Cars se encargaron de crear un coche con a la altura de la marca, pero con soluciones muy inteligentes que resuemimos en cinco puntos:

Volvo YCC Concept 2004 04

1. Soluciones prácticas

El Volvo YCC tenía una palanca de cambios al lado del volante y el freno de mano electrónico. Así, quedaba un espacio muy útil para dejar el bolso entre los dos asientos delanteros. También hay otros huecos en la consola central para dejar las llaves, el móvil, monedas.. y un espacio refrigerado cerca del asiento del conductor. La zona trasera se diseñó directamente como lugar de almacenamiento aunque se podía convertir en asientos para dos pasajeros cuando fuese necesario (los asientos traseros se pliegan cuando no se usan).

Volvo YCC Concept 2004 11

2. Fácil acceso

Las diseñadoreas optaron por una puerta de tipo ala de gaviota que permite un fácil acceso y salida del coche, facilita coger una bolsa que esté detrás del asiento del conductor y mejora la visibilidad del conductor. Además del diseño de las puertas, la entrada al coche es muy cómoda porque el asiento del conductor se desplaza hacia atrás automáticamente y el volante se mueve hacia arriba.

Incluso si la conductora va muy cargada con bolsas puede hacer que el YCC abra la puerta automáticamente al llegar a él. Para eso sólo tiene que activar la función Auto-Open con la llave antes de coger las bolsas y cuando esté a la altura de la rueda trasera, la puerta correspondiente se abrirá sola.

3. Buena visibilidad

Para que la posición de conducción sea la adecuada para ver bien el exterior, el prototipo incorporaba un sistema que avisa si la línea de visión es incorrecta. En el concesionario se haría un escáner del cuerpo completo de la conductora y con los datos de su altura, longitud de piernas y de brazos se definiría la posición de conducción exclusiva para cada persona.

Volvo YCC Concept 2004 10

Además, el diseño exterior del coche también se pensó para ayudar al conductor a ver mejor, bajabdo el capó y con guardabarros más resaltados. Dentro, el Volvo YCC ofrece una gran flexibilidad. Se puede optar por una altura de conducción alta o baja y el aspecto interior del coche podría cambiarse, con ocho fundas intercambiables para los asientos, con alfombrillas a juego.

4. Motor con mínimo mantenimiento

El YCC monta un motor PZEV de cinco cilindros de baja emisiones, con 215 CV de potencia. Incluía Start/Stop para evitar el ralentí innecesario y buscaba ofrecer un alto par en bajas revoluciones. Iba unido a una caja de cambios Powershift de seis velocidades que se podía usar en modo totalmente automático o usar los mandos de la columna de la dirección para cambiar de velocidad.

Volvo YCC Concept 2004 09

Las cinco mujeres encargadas del proyecto no se olvidaron del mantenimiento, que debía ser mínimo. En el YCC no hace falta abrir el capó  para rellenar el depósito del líquido limpiacristales sino que se hacía desde un tapón al lado del utilizado para el combustible. El coche también hacía sus propios diagnósticos, avisaba cuándo debían hacerse las revisiones y podía avisar automáticamente al taller elegido por la conductora.

Volvo YCC Concept 2004 02

Además, con sólo pulsar el botón Car Care (Cuidado del coche), se reservaba hora para que lo limpien por dentro y por fuera. A esto se añade una pintura exterior fácil de limpiar y fundas y alfombrillas lavables. Tampoco había que preocuparse de los neumáticos ya que eran antipinchazos (incluso después de un pinchazo el coche podría llegar hasta un centro de mantenimiento).

5. Fácil de aparcar

Pulsando un botón, el YCC comprobaba si el espacio era suficiente. Luego, la función Autopark giraba el volante y la conductora solamente debía controlar los pedales y la palanca de cambios.

Fuente: Volvo
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

 

1 COMENTARIO

Deja una respuesta