Walter Röhrl, una leyenda del automovilismo alemán, se convierte en el primer piloto de rallyes en entrar en el Salón de la Fama. Hasta la fecha este exclusivo circulo estaba reservado para los pilotos de Fórmula 1.

El acto ceremonial donde el retirado piloto alemán fue distinguido con semejante honor tuvo lugar en la sede central de la Federación Internacional del Automóvil, FIA, en París.

El piloto alemán fue el primero en la historia en conquistar dos campeonatos del mundo. En total participó en 75 pruebas, logrando hacerse con la victoria en 14 ocasiones y haciendo podio en 31 carreras. Sin duda alguna una de sus máximas hazañas fue la de proclamarse campeón del Rally de Montecarlo en cuatro ocasiones. En todas ellas, Walter Röhrl compitió con distintos coches.

Nacido en el año 1947 en Ratisbona, Alemania, comenzó su andadura en el mundo de los rallyes en 1968 con 21 años pilotando vehículos privados. Pero tan sólo 4 años después, debido a su inmenso potencial y a su prometedor futuro, se convirtió en piloto oficial haciéndose un hueco en la élite mundial.

Walter Röhrl fue piloto de distintas escuderías como Audi, Opel, Fiat o Lancia. Pero también estuvo ligado a firmas nacionales como Porsche, con la que participó en 1981 en el Campeonato de Alemania de Rallyes con un Porsche 924. De mano de la firma alemana disputó un total de 12 carreras de resistencia, competiendo en las 12 horas de Sebring, las 24 Horas de Nurburgring y las 24 Horas de Le Mans, donde se vio obligado a abandonar en las dos últimas.

Durante los años 80 el piloto alemán comenzó a colaborar en el desarrollo de vehículos deportivos de Porsche, siendo su primera aportación la del Porsche 964 Carrera 4 de tracción integral. Entre los modelos más significativos en los que Röhrl aportó en su desarrollo se encuentran los superdeportivos Porsche 959, Carrera GT y 918 Spyder.

Actualmente, el nuevo miembro del Salón de la Fama participa de forma activa como embajador de Porsche por todo el mundo.

Fuente: Porsche

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta