Cuando uno repasa los datos de ventas de coches de 2011, el año con peor dato de unidades matriculadas desde 1993, hay dos cosas que llaman poderosamente la atención. Por un lado lo bien que resiste el segmento del lujo a estos achaques de la economía y, por otro, que hay una marca que logra escapar de los números rojos: Kia.

En una época tan tormentosa, esto solamente puede significar una cosa: que los coreanos están haciendo buenos coches. Un antiguo compañero ya lo había comprobado en una pequeña toma de contacto con los Cee´d, Sorento y Venga. Ya no son aquellos coches baratos que “sacan de un apuro”. Ahora aspiran a más: junto a sus hermanos de Hyundai ya son el cuarto fabricante mundial con 5,4 unidades vendidas (+114% desde 2005). Y puede que nos la hubiesen colado a los españoles (no serían los primeros ni serán los últimos) pero algo así no se logra por casualidad.

Por todo lo que he leído sobre él, la tercera generación del Kia Rio poco tiene que ver con las anteriores. Hagamos memoria: El Rio se lanzó en 2000, con varias carrocerías, enfocado hacia las familias que sólo pensaban en el coste, así que si en algo destacaba era en austeridad de acabados y equipamientos. La segunda generación de 2006 también tuvo una carrocería sedán y aunque nunca ganaría un certamen de belleza, ya empezaba a vislumbrarse un cambio. Vendieron 800.000 unidades en el mundo, 18.000 de ellas en España. Ahora llega esta tercera generación, de la que ya habíamos informado, un producto global desarrollado entre Alemania y Corea del Sur.

El salto hacia adelante es monumental… y debe serlo, ya que el grupo se ha marcado aumentar un 25% sus ventas europeas en 2012. Tamaño objetivo solo puede lograrse con un excelente utilitario en la gama de tu marca. Sobre todo en España, un segmento que representa el 27% de las ventas totales de coches (y que se espera que crezca más dado que hay más población urbana). Por eso las firmas centran cada vez más sus esfuerzos en estos coches pequeños, enfocados a la ciudad pero solventes en viajes y… baratos. Veamos ahora en detalle, y de primera mano, las armas con las que cuenta el Rio para luchar en este segmento:

Exterior

Vista lateral del Kia Rio

Nada más me encontré con el Kia Rio en persona, la primera impresión que tuve fue la te estar ante un Kia Sportage en pequeñito (otro que pegó un salto de diseño alucinante, compara con la anterior generación). Leyendo detenidamente la información de prensa, veo que mis sensaciones no iban desencaminadas. El equipo de diseñadores de Peter Schreyer buscaban adaptar en el pequeño urbano las líneas de un pequeño cupé en una carrocería hatchback de tres y cinco puertas (en el Sportage lo hicieron lo mismo, pero para crear un SUV).

La imagen de marca se observa sobre todo en el frontal, donde se adapta la típica calandra de “nariz de tigre” que está presente en los nuevos Kia. Las formas del parachoques son agresivas, con faros muy remarcados con las dos filas de LEDs diurnos. En la vista lateral el aspecto deportivo se hace más patente con una línea de cintura alta y unas ventanillas más estrechas. Detrás llaman la atención el pequeño alerón del techo y las ópticas traseras alargadas.

Interior

Si verlo por fuera supuso toda una sorpresa, lo mejor estaba por llegar. Y ojo, que a diferencia de otras ocasiones, esta vez no teníamos un acabado altísimo con docenas de extras, sino uno de los acabados más básicos.

Interior del Kia Rio

La calidad es sorprendente para un coche de precio tan bajo. El salpicadero es de un plástico algo duro, pero estaba muy bien ajustado. La consola central daba gusto tocarla, porque era muy suave y ese mismo material se usaba en las puertas cerca de los tiradores.  Todos los relojes se leían de maravilla: en el centro hay un velocímetro enorme, con el cuentarevoluciones a su izquierda y los niveles de combustible a la derecha. El volante es plástico duro, pero agradable… aunque en acabados superiores puede elegirse en cuero y, por las fotos que he visto, a mi me compensaría pagar por él.

Me atrevería a decir que, de todos los utilitarios que he probado (no todos los del mercado), sólo con el Volkwagen Polo (y no en su acabado básico) y el Audi A1 he tenido una sensación de calidad tan alta. Pensaba que a lo mejor sufría alguna especie de síndrome de Estocolmo con el coche, pero me quedé más tranquilo al ver que en Diariomotor piensan exactamente lo mismo. Si los enfrentamos a la báscula del euro, claramente el Kia los arrasa.

En habitabilidad también se lleva buena nota gracias a que la batalla ha aumentado y el parabrisas se ha adelantado un poco. Yo que mido 1,80 no noté ninguna estrechez ni para  las piernas ni mucho menos en altura. Los asientos eran cómodos. En las plazas traseras también había bastante espacio. Sentado detrás (y sin tocar el asiento del conductor, regulado en profundidad para mi altura), tenía espacio suficiente para las piernas, y además se va algo reclinado por la forma que tiene el asiento. Eso sí, no me pareció muy ancho para tres adultos, aunque no contaba con “probadores auxiliares” para comprobarlo.

Maletero del Kia Rio

Hay numerosos huecos muy prácticos para dejar cosas además de una guantera bastante grande: Desde unos especiales para bebidas en las puertas delanteras y traseras, hasta uno que resulta muy cómodo, bajo el reposabrazos central. Debajo de la consola central hay sitio para otras dos  botellas o latas, al lado de la toma de corriente y las entradas auxiliares del equipo de sonido. .

Maletero

El maletero cuenta con 288 litros de capacidad (923 abatiendo los asientos -en configuración 60/40). Está en la media del segmento y tiene formas bastante regulares. Me llamó la atención que no tuviera rueda de repuesto, ni siquiera de galleta… pero sí tenía el hueco (viene con kit antipinchazos). Cosas del equipamiento… del que vamos a hablar ahora.

Equipamiento

La gama se compone de cuatro acabados diferentes: Basic, Concept, Drive y Emotion. Son cerrados y poco personalizables: algunos extras como las llantas de 17 pulgadas o la pantalla táctil multifunción de seis pulgadas no se montan de fábrica y hay que solicitarlos después (algo un poco engorroso).

Amplio interior del Kia Rio

El más básico es el acabado Basic (solo asociable a dos motores), que incluye todos los dispositivos de seguridad, luces diurnas LED, tiradores y calandra con acabado en plástico oscuro, radio CD MP3 con conexión auxiliar + USB + iPod, ordenador de a bordo, elevalunas eléctricos delanteros, dirección asistida, volante multifunción regulable en altura y profundidad, llantas de acero con tapacubos y retrovisores exteriores eléctricos. Dudamos que se venda mucho en España… ¡porque no tiene aire acondicionado!

El acabado Concept de la unidad que probamos (disponible en el motor básico de gasolina y los dos diésel) suma al Basic el aire acondicionado y el reposabrazos central con un compartimento portaobjetos.

Por encima está el acabado Drive (con el motor de gasolina 1.2 y los diésel), que añade otros elementos como llantas de aleación de 15” (neumáticos 185/65), rueda de repuesto tipo galleta, parrilla cromada y tiradores del color de la carrocería. También añade retrovisores calefactables, faros antiniebla, parasol con espejo iluminado, sistema de manos libres Bluetooth, climatizador y sensor de lluvia.

El tope de gama es el acabado Emotion (sólo con el motor diésel de 90 CV), que incluye llantas de aleación de 16” (neumáticos 195/55), retrovisores exteriores con intermitente integrado plegables eléctricamente, ópticas traseras LED, guantera refrigerada, volante y palanca de cambios forrados en cuero, red y bandeja portacargas en el maletero, control de crucero con limitador de velocidad, instrumentación Supervision, sensores de luces y de aparcamiento y elevalunas traseros eléctricos.

Motores y comportamiento

También son cuatro los motores que puede llevar el Kia Rio. Dos gasolina: un 1.2 de 85 CV y un 1.4 litros de cilindrada con 109 CV. Por otra parte, dos diésel de la familia U2: un nuevo 1.1 tricilíndrico de 75 CV y un 1.4 CRDi de 90 CV.

En la unidad que probamos, el Kia montaba el 1.2 de 85 CV. Poca cosa, pensarás. Bueno, dispusimos del coche una semana entera y nos centramos en el uso que se le dará a este coche normalmente: desplazamientos urbanos y una escapada de fin de semana de Madrid a la Serranía de Cuenca (por la ruta del mimbre, muy recomendable).

Por la Serranía de Cuenca con el Kia Rio

La ficha técnica del coche indica un consumo medio de 5 litros a los 100. Durante la prueba hicimos cerca de 900 kilómetros. Unos 150 km fueron urbanos, el resto en autovías y la mayoría por carreteras nacionales y autonómicas de doble sentido sin exprimirlo demasiado (donde su consumo oficial es de 4,4). El resultado fueron 5.1 litros a los 100, según el ordenador de abordo, aunque casi nunca iba al limite. Sus emisiones medias de dióxido de carbono son de 114 g/km por lo que no se paga impuesto de matriculación.

Lógicamente y a pesar de que el Kia Rio es un coche bastante ligero (1.100 kg) es un motor que obliga a jugar con las cinco marchas del cambio y pisar el acelerador a fondo cuando la carretera se pone cuesta arriba (olvídate un poco del indicador de marcha recomendada y baja una relación, saldrá mejor que en bajas revoluciones es un poco remolón). También he de decir que, aparte de eso, la escasa cilindrada y potencia no me supusieron el más mínimo problema. En quinta en autovía se mantenían velocidades de crucero altas sin demasiados agobios.

En ciudad el coche se demostró ágil, pero lo mejor es que es muy agradable de llevar. Apenas hay ruido dentro del coche y cuando me paraba no sabía muy bien si en realidad tenía Start&Stop o se me había calado. En carretera la dirección no es de esas que transmitan mucha información al conductor y por esas curvas de la Serranía de Cuenca el coche se balanceaba un poco, pero sin llegar a suponer un riesgo.

Veredicto coches.com

prueba kia rio 1.2_17

Cuando me dirigía a devolver el coche, iba pensando lo difícil que se lo va a poner Kia a las tradicionales marcas generalistas que venden en el mercado español.  El precio recomendado de este Kia Rio 1.2 Drive es de 14.395 euros (en coches.com hay ofertas del Kia Rio con ese acabado con más de 3.000 euros de descuento).

A igualdad de equipamiento, nadie le gana. Seat Ibiza, Fiat Punto, Ford Fiesta, Peugeot 208 o Renault Clio se tienen que poner las pilas ya, porque no tiene nada que envidiarles en calidad y espacio interior. Porque por calidad son esos sus rivales reales, aunque la idea tradicional que tenemos de marca en nuestro cerebro nos empuje a enfrentarlo al Citroën C3 o al Chevrolet Aveo.

Si a esto unes los siete años de garantía que la marca ofrece en sus coches desde hace tiempo, estamos ante un caballo ganador. Al rato comprobé que mis ideas no eran descabelladas. Comentando esto con la gente de Kia, me hablaron de la buena aceptación en el mercado y de los numerosos pedidos que ya empiezan a dejar temblando el stock. ¿A que ahora empieza a entender por qué la crisis no se está cebando con Kia?

Lo mejor

– Relación calidad /precio.
– Suavidad del motor e insonorización.
– Espacio interior y acabados.

Lo peor

– Gama de motores escasa.
– Equipamientos cerrados
– Respuesta a bajas revoluciones

Galería de fotos de la prueba del Kia Rio:

Ver galeria (40 fotos)

7 COMENTARIOS

  1. Muy buen aporte y descripcion de la prueba. Me compre en julio el modelo de esta prueba pero en tres
    puertas y de mometo, contento con la compra. A favor: Consumos casi de diesel, relacion calidad precio
    y amplitud interior para su tamaño. En contra: Neumaticos de serie, direccion muy sensible en
    carretera hay que llevarlo subido de vueltas para sacar respuesta al motor y viene sin los cristaes tintados con
    lo que no filtra los rayos del sol. La verdad que por 9.800 euros que me salio por haber estao expuesto no
    tenia muchas opciones mejores……

    tenia

  2. Acabo de comprar un carro KIA Rio Sedan y muy bonito y espacioso; pero no lo recomiendo comprar en ciudades de Colombia donde existen resaltos por todos lados. Es lo mas molesto que golpee por debajo siempre. Si lo hubiera podido probar bien antes…no en rutas direigidas por rutas excelnetes… no lo hubiera comprado.. Estoy aburrido por este tema.

    • Carlos , gracias por tu aporte . Tambien me gusto y estoy apunto de comprarlo aca en cali , colombia. El tuyo viene con rin 15 y aun asi golpea en los reductores de velocidad que aca llamamos policias acostados ? Se le podra poner un babero ? yo me monte en uno exhibido en el concesionario ( no lo conduci) y me parecio que la pierna o mas bien rodilla derecha me roza con el plastico de la consola, me senti un poco aprisionado. pero ahora por lo que lei veo que el asiento es escualizable en altura , Esa sensacion de aprsionado la solucionaste con eso. mido 1,77 mts. Lo mas importante, como te ha ido en las subidas con el cupo completo. Ese motor si responde ?, sobre pasa uno otros carros sin problema ? . Despues de eso te parece mejor un SAIL LTZ FULL es mi otra opcion. Carlos, agradezco tu valiosa colaboracion y perdona tantas inquietudes

  3. Tenía un picanto ion mod 2013 motor 1250, muy bueno exelente su rendimiento y es apenas para su tamañp, decidí cambiarlo por un Rio spice mod.2014 motor 1.250cc y el cambio es notorio para bien, su economía se sostiene, trabaja súper bien en subida a 2500/3000rpm, el rin 15 te da estabilidad con sus crecimiento en ancho y largo, definitivamente lo recomiendo, aprox 45km por galón…..

  4. Yo m compre este coche en diciembre de 2011 ya tiene casi 3 años conmigo el mismo modelo que el de la prueba con 5 puertas me parece un coche muy cómodo y fácil d conducir pese a faltarle un poco de fuerza en las subidas estoy muy contento con los 85cv de este coche. Tiene 74.000 km y todavía no a dado ningún problema. Me costo 12.000€ con el equipamiento drive. Un precio muy asequible para un coche de sus características, el cual me dieron facilidades para pagarlo y para comprarlo no m pidieron mucho papeleo ni abales. La pega que le veo a este coche es que no encuentro recambios tan fácilmente necesito un limpia parabrisas trasero y solo lo tienen en la casa. Por lo demás estoy muy contento con el coche y animo a la gente a que lo pruebe.

  5. tengo un kia rio desde diciembre de 2016, lleva ya 16.000 km. yo estoy contento, lo he probado para ir a Valladolid, subiendo puerto y por autovía me ha ido de miedo.

Deja una respuesta