Logo de Noticias Coches
ssangyong-rexton-prueba-contacto-087.7
Pruebanoticias/
Mario Nogales

SsangYong Rexton D22 DTR 202 CV 4×4, a prueba: ¿SUV o todoterreno?

El SsangYong Rexton es una auténtica institución dentro de la marca coreana. El que fue bautizado como “rey del pueblo” ha ido evolucionando notablemente desde su lanzamiento al mercado europeo en 2003. Ahora nos encontramos con la última actualización de este SUV grande con hasta siete plazas, que tiene un precio de partida de 37.200 euros y quiere mantener intactos su carácter y su filosofía.

Desde su lanzamiento, el Rexton ha tenido un claro enfoque todoterreno. Aunque la mayoría de vehículos se han ido refinando y perdiendo aptitudes off-road, el coreano ha mantenido un chasis de largueros y travesaños como los de antaño. No tiene miedo a nada en el apartado dinámico y, al mismo tiempo, mejora en el resto de puntos. En este ejemplar vamos a ver un lavado de cara estético de la quinta generación, un progreso tecnológico y un equipamiento completo

Exterior

En el apartado estético, el Rexton siempre ha sido un coche con mucha personalidad. La primera generación destacaba por su robustez, aunque ahora que vamos por la tercera se ha apostado por un poco más de dinamismo. Con este último lavado de cara cambia profundamente el frontal, ahora presidido por una parrilla de grandes dimensiones acentuada por el marco cromado y los detalles del mismo acabado en su interior. Estrena también faros LED y paragolpes.

Desde el lateral vemos una silueta muy similar a la que mostraba su antecesor, con formas angulosas y pasos de rueda marcados. En su interior aparecen llantas que van desde las 17 hasta las 20 pulgadas en función del nivel de equipamiento. Los marcos de las ventanillas van cromadas y las barras de techo en plata para resaltar. Todos los bajos de la carrocería van terminados en plástico negro para dejar claro que se trata de un todocamino. 

La zaga del SsangYong Rexton es bastante similar a la del anterior, aunque se estiliza gracias a una serie de detalles. El portón tiene una disposición vertical para aprovechar el espacio y gana enteros con el nombre del modelo en la parte superior. La parte intermedia va ocupada por unos pilotos traseros de nuevo diseño, que van unidos por una moldura cromada horizontal. En la parte inferior, en el paragolpes, también aparece un detalle cromado que simula las salidas del escape.

Las dimensiones del Rexton se mantienen casi inalteradas, por lo que tenemos un SUV grande que ocupa su posición en el segmento D con una longitud de 4.850 mm, una anchura de 1.960 mm y una altura de 1.825 mm con las barras de techo. La distancia entre ejes se extiende hasta los 2.865 mm para dejar un interior que destacará por amplitud como veremos a continuación.

Interior

El habitáculo del nuevo SsangYong Rexton está bastante bien resuelto en todos los aspectos. En el tecnológico es en el que más mejora, pues introduce una nueva instrumentación digital de 12,3 pulgadas totalmente personalizable desde los mandos del volante multifunción, que también cambia su diseño y adopta uno más moderno con sus cuatro brazos, que recuerda al de alguna otra marca… Otro punto que se renueva para darle un toque más moderno es la palanca del cambio automático.

Otra novedad es el sistema multimedia, que puede quedar ligado a una pantalla táctil de 8 pulgadas de serie o a otra de 9,2 pulgadas opcionalmente, en ambos casos queda perfectamente integrada en el salpicadero. Entre sus funciones destaca la navegación o la conectividad con Android Auto y Apple CarPlay. Por otro lado, se mantienen unos controles de la climatización analógicos y de corte bastante clásico, con bastantes botones y una ruleta.

A SsangYong siempre se le ha achacado ser una marca algo descuidada con la calidad de sus vehículos. Queda claro que eso fue antaño y que ha mejorado mucho en este aspecto, pues el Rexton tiene una calidad bastante buena. Los acabados parecen sólidos y que vayan a aguantar bien el paso del tiempo. Destacar algunos puntos como la tapicería de cuero del acabado tope de gama, que se extiende en salpicadero y puertas. Algunos plásticos son más duros como es lógico, pero en general sale bien parado.

El espacio interior es uno de los puntos fuertes del SsangYong Rexton. Ya lo vimos en las plazas delanteras y ahora en la segunda fila se mantiene esa sensación. Hay espacio de sobra para las piernas y también cumple en el hueco para la cabeza, teniendo en cuenta que yo mido 1,70 y que el asiento delantero está adecuado a esa altura. La plaza central es la menos cómoda por su carencia de forma y por el túnel de transmisión, pero se puede sacar un apoyabrazos cuando no esté siendo usada. 

Todos los que vienen a España cuentan con la tercera fila de asientos para ofrecer siete plazas. En otros países estará disponible con cinco plazas, pero aquí viene con toda su capacidad disponible. Las últimas plazas son bastante justas por espacio para las piernas y por altura, además de tener un acceso complicado, pero servirán para sacar de un apuro a quien las requiera en momentos puntuales.

Maletero

El maletero del SsangYong Rexton es otra ventaja a tener en cuenta. Puede llevar un portón de apertura eléctrica que deja paso a una boca de carga enorme y que queda a una altura más que aceptable, es fácil cargar y descargar este maletero. Además, homologa 820 litros en el modelo de cinco plazas, que serían 641 litros en el de siete plazas sin usar las dos últimas y 240 litros cuando se usan todas. Hay que tener en cuenta que las cifras que se dan son hasta el techo.

La versatilidad de este maletero es más que evidente, pues cuenta con otras ventajas como los ganchos para fijar la carga o la iluminación en su interior. También permite ir abatiendo sus asientos en dos partes cada fila (60:40 la segunda y 50:50 la tercera) para dejarnos una superficie totalmente plana y poder alcanzar hasta 1.806 litros de capacidad.

Equipamiento

El SsangYong Rexton está disponible en nuestro país con tres niveles de equipamiento bastante cerrados. De serie ya viene bastante completo gracias a que el acabado Pro cuenta con llantas de 17 pulgadas, faros LED, retrovisores eléctricos y calefactables, cristales tintados, Smart Audio con pantalla de 8 pulgadas, cámara de visión trasera y conectividad; panel de instrumentación con pantalla de 3,5 pulgadas, asientos de tela, climatizador dual con ionizador de aire, volante de cuero y varios ayudas a la conducción gracias al SASS.

En el acabado Premium, que es el intermedio de la gama, se suma a todo lo anterior algunos componentes como las llantas de 18 pulgadas de corte diamante, tapicería de símil cuero, retrovisor interior con antideslumbramiento automático, sensores de luz y lluvia, suspensión multi-link, control de crucero adaptativo, sistema de permanencia en el carril, airbags en las puertas y el de rodilla para el conductor.

El tope de gama es el acabado Limited, el que incorpora llantas de 20 pulgadas, llave inteligente, pack de iluminación interior, volante calefactado, instrumentación digital de 12,3 pulgadas, portón de maletero eléctrico, techo solar eléctrico, tapicería de cuero, asientos delanteros calefactados y ventilados con ajuste eléctrico, asientos traseros calefactados, aire acondicionado en las plazas traseras, bloqueo del diferencial trasero o sistema de detección de ángulo muerto y aviso de tráfico trasero.

Motor

El SsangYong Rexton solamente está disponible con una mecánica en nuestro país. Se trata de la versión diésel D22 DTR, que utiliza un bloque de cuatro cilindros turbo con 2.2 litros de cilindrada, buena opción si tenemos en cuenta que el diésel copa un 54% de su segmento. Entrega 202 CV y 441 Nm de par y va siempre ligado a la transmisión automática de ocho velocidades. En este ejemplar también es obligatoria la tracción total 4WD conectable, de la que hablaremos más adelante cuando la estemos probando.

Echando un vistazo a la ficha técnica del SsangYong Rexton D22 DTR 4×4 vemos algunos números bastante normalitos. Las prestaciones son correctas, pues tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,9 segundos y una velocidad máxima de 184 km/h. Al mismo tiempo, homologa un consumo combinado de 7,7 l/100km y unas emisiones de CO2 de 203 g/km. Lo probamos tanto por carretera como fuera del asfalto para comprobar cómo se comporta.

Comportamiento

Lo primero que llama la atención al conducir el SsangYong Rexton D22 DTR 4×4 es el comportamiento de su mecánica. Tiene el tacto típico de los diésel de antaño, con mucha fuerza en bajos y una marcada actuación del turbo. Los 441 Nm de par máximos están disponibles entre las 1.600 y las 2.600 rpm, así que eso deja claro cuál será su rango de uso óptimo. En general responde bien en adelantamientos e incorporaciones, los 202 CV de potencia son una cifra justa, con menos probablemente se quedaría justo.

También se puede apreciar que la transmisión automática es de convertidor de par. No es una crítica, pues su suavidad es evidente, aunque también se muestra algo lento y poco preciso en algunas ocaciones. Por ejemplo, cuando demandamos potencia de golpe, le cuesta reducir marchas y salir rápido. Con el conjunto de cambio automático y tracción total, no se podían esperar consumos bajos. De hecho, en la toma de contacto rondamos los 9 litros, algo elevado teniendo en cuenta las cifras homologadas.

A nivel de chasis, el Rexton recibe una puesta a punto que le hace ser más refinado por carretera. A pesar de tener ese esquema de largueros y travesaños ofrece una calidad de rodadura bastante correcta en cualquier tipo de ámbito. El motivo principal es que cuenta con una suspensión independiente, que regula por separado los cuatro ejes y que consigue absorber los baches con mayor solvencia. Tampoco llegan demasiados ruidos ni vibraciones por algunos componentes nuevos.

Al final vemos que su estructura está hecha en un 81,7 % de acero de alta resistencia (63 % de ultra altura resistencia) y que ha sido ha sido reforzado en muchos puntos para mejorar su rigidez. Eso ayuda al confort en marcha, pero vemos que sigue siendo bastante pesado. Este SsangYong Rexton ronda los 2.200 kg y eso se nota en carretera abierta. Además, la suspensión no beneficia demasiado, pues la notamos algo rebotona cuando afrontamos baches o simplemente cuando el asfalto está roto.

Sin embargo, el Rexton siempre ha destacado por su comportamiento fuera del asfalto. Precisamente hemos estado probándolo en un circuito off-road y nos ha demostrado las virtudes de su sistema 4WD conectable. Por defecto entrega la potencia a las ruedas traseras con una relación larga (2H), pero a través de los botones de la consola central podemos cambiarlo. Se puede conectar el 4WD para que reparta la potencia entre las cuatro ruedas (4H) con un 50 % a cada eje. Incluso tiene un 4WD de relación corta (4L), lo que llamaríamos la reductora para salir airoso de algunas situaciones. 

Es de los pocos coches actuales con ese sistema y hay que sumar un bloqueo del diferencial que es muy solvente, pero solo en el nivel superior. Lo que hace es bloquear el funcionamiento del engranaje del diferencial para que el vehículo pueda sortear las carreteras en mal estado en el caso de que las ruedas pierdan adherencia. En el circuito off-road que completamos, sorprende cómo el Rexton sale de muchas situaciones sin pasar apuros gracias a sus ángulos todoterreno (20,5º de entrada, 20º ventral y 22º de salida) y a una altura libre al suelo de 224 mm.

Opinión coches.com

El nuevo SsangYong Rexton reafirma lo que lleva tiempo pasando en la marca coreana. Cada vez hacen coches más completos y el SUV grande seguro que va a darles muchas alegrías. En primer lugar, por ser un producto diferente, siendo de los mejores fuera del asfalto gracias a su tracción total conectable y a un chasis hecho a prueba de bombas. Además, ha habido una mejora considerable en su aspecto estético y en el ámbito tecnológico, al tiempo que se mantiene una habitabilidad sobresaliente.

En España ha vendido más de 20.000 unidades desde su llegada y quiere seguir incrementando esa cifra. Lo hace desde 37.200 euros con un equipamiento muy completo. De hecho, el más equipado estará por debajo de la barrera de los 50.000 euros, que es alrededor de 20.000 euros menos que otros rivales premium a igualdad de equipamiento. En todo caso, a coches.com nos llegarán ofertas interesantes de este coche y de su competencia, siempre con opciones de renting y de financiación atractivas.

SsangYong Rexton D22 DTR 202 CV 4x4
7.7Nota
Lo mejor
  • Interior espacioso con siete plazas
  • Comportamiento fuera del asfalto
  • Relación calidad-precio
Lo peor
  • Tecnología algo obsoleta
  • Solamente una versión diésel
  • Consumos elevados
Diseño7
Habitabilidad8.5
Acabados7
Maletero8.5
Equipamiento8
Motor7
Comportamiento7.5
Calidad Precio8

Galería de fotos:

  • Ssangyong
  • SsangYong Rexton
  • todoterreno