Artboard

Rolls-Royce Ghost 2014

Luis Blázquez 28/03/2015

Reducción de tamaño es un término relativo, especialmente cuando se trata de un Rolls-Royce. Pero eso es justo lo que hizo el fabricante británico hizo con el lanzamiento del Ghost en 2010.

Claro, mide 5.399 milímetros de largo (5.559 mm en forma de distancia entre ejes extendida), pero aún es más corto que el Phantom, y mucho más corto que el Phantom EWB de seis metros de largo.

Los cambios en el Rolls-Royce Ghost Series II incluyen faros rediseñados y una nueva silueta más dinámica que se define por una superficie frontal revisada y un módulo de activación cónico en el capó que evoca un rastro de vapor de la icónica figura de la marca, el Espíritu del Éxtasis. Los parachoques se han revisado con la intención de conseguir una apariencia más ancha, mientras que las tomas de aire delanteras (de mayor tamaño) reciben inserciones de cromo.

Rolls-Royce Ghost 2014. Motor

El único motor con el que el Rolls-Royce Ghost ha estado disponible desde su presentación se mantiene intacto, lo que significa que el V12 de 6.6 litros doblemente turboalimentado continúa entregando 571 CV a 5.250 rpm y 780 Nm desde tan solo 1.500 rpm. A pesar de contar con una masa de 2.435 kilos, la berlina inglesa es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 4,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h.

Curiosamente, el consumo medio de gasolina ha aumentado. Si el Ghost de 2010 conseguí una media de 13,6 l/100 km, mientras que el modelo 2014 consume 14 l/100 km (13,7 y 14,1 l/100 km).

Rolls-Royce Ghost 2014. Equipamiento

Disponible como parte del paquete dinámico opcional, los nuevos amortiguadores delanteros y traseros se combinan con un nuevo mecanismo de dirección y amortiguadores reajustados, lo que aumenta la capacidad de giro del automóvil a la vez que el confort de marcha y la dinámica de conducción.

A ello también ayuda la transmisión asistida por satélite (SAT), asegurando las premisas recién mencionadas gracias a la previa lectura satelital de la carretera.

Las actualizaciones de los sistemas de navegación y la interfaz automóvil/usuario aseguran que el acceso a las funciones del Ghost sigan siendo una experiencia sin esfuerzo (la pantalla no es táctil), mientras que el sistema de sonido o a medida “brinda nuevos niveles de satisfacción auditiva a los pasajeros”. Los asientos traseros pueden escogerse como butacas individuales o en una configuración “lounge” que los inclina ligeramente uno hacia el otro.

Fuente: Rolls-Royce
Galería de fotos:

Ver galeria (40 fotos)

[NOTA: Artículo corregido y mejorado el 22/3/2020]