El Alpine A110 2018 es uno de los coches franceses que se esperaban con más ganas. Este pequeño coupé que llegará a los concesionarios el año que viene es un digno sucesor para el mítico Alpine A110 de 1961. En algunos aspectos recuerda al modelo clásico, ya que mantiene las raíces de Berlinette, así como una carrocería en la que predominan las líneas curvas y unas ópticas delanteras dobles con dos pequeños faros circulares.

Al Alpine A110 hasta ahora solamente habíamos podido verlo en fotografías, sin embargo, en el pasado Festival de la Velocidad de Goodwood se dejó ver en movimiento por primera vez. Realizó la subida a un ritmo bastante bueno y sorprendiendo a su paso a todos los asistentes. No es de extrañar, ya que se trata de la reinvención de un mito. Con él, se ha partido de cero y desarrollado una plataforma hecha completamente en aluminio.

El Alpine A110 se trata de un pequeño deportivo con un motor gasolina de 1.8 litros turboalimentado situado en posición central. Desarrolla 252 CV y 320 Nm de par que pasan a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática de doble embrague. De momento no conocemos sus prestaciones al completo, pero sabemos que acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y que parece muy ágil.

Es lógico, pues gracias a su estructura y al uso de materiales ligeros consigue pesar solamente 1.080 kg. Con esa excelente relación peso-potencia, una buena aerodinámica (0,32 Cx) y los modos de conducción; promete ser un modelo de lo más divertido. El Alpine A110 será un rival perfecto para modelos como el Porsche 718 Cayman. Ya se puede encargar y ha salido una edición especial limitada a 1.955 unidades.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta