Chevrolet ya ha anunciado que la séptima generación de su mítico Corvette se lanzará el 13 de enero de 2013, durante el Salón del Automóvil de Detroit. Mientras esperamos ansiosos ese momento, vamos a seguir con el repaso de . Ya hemos visto el resumen de la historia del Corvette C1: 1953-1962 y ahora le toca el turno a la segunda generación, una de las más bonitas y representativas de lo que el Corvette puede llegar a dar de si.

Fue ideado por subdirector de diseño en GM, Bill Mitchell, y la leyenda cuenta que tuvo la idea de imitar la forma de un tiburón en el diseño del coche mientras pescaba en mar abierto. El prototipo Shark (Mako Shark I) se parecía al pez depredador en su parrilla con forma de boca, las tomas de aire parecidas a las branquias y  el color que iba desde el verde azulado del techo al blanquecino

El 26 de septiembre de 1962 ve la luz la segunda generación del Corvette: el Sting Ray, un “Rayo Envenenado” definía el nuevo y agresivo producto. Se renovaban por completo el chasis, con suspensión trasera independiente multibrazo con ballesta transversal (que todavía se mantiene en el C6 actual). La carrocería se inspiraba en modelos europeos, con más músculo y fibra de vidrio. Destacaba la luneta trasera partida, exclusiva de las 10.600 primeros unidades (luego fue desechada por cuestiones de visibilidad y facilidad de fabricación, dejando un cristal completo).

El ingeniero Duntov consiguió un reparto de pesos casi ideal, 49/51. En un principio montaba un Small Block de 250 CV, hasta que en 1965 llegó el Big Blockm, el “bloque grande” de 450 CV alimentado por carburadores y 6,5 litros de cilindrada. Su consumo era tan elevado que como extra había un depósito de gasolina opcional con 136 litros de capacidad (entonces la gasolina no llegaba a 30 centavos el galón, 3,7 litros).

En 1967 se lanzó el último modelo de la primera generación Sting Ray, con siete opciones distintas de motorización, desde un V8 de 5.300 cc y 300 CV hasta el L-88 427, un V8 de 7.000 cm3 de 435 CV de potencia, sin duda el más buscado por los coleccionistas. También mejoró mucho el interior, con cuero, instrumental deportivo y ventilaciones laterales  más pequeñas.

Todo esto te lo cuenta Harlan Charles, jefe de producto de Corvette en este vídeo:

Fuente: Chevrolet

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta