En su afán para recordar al mundo lo buenos que son en todo lo que tenga que ver con el automóvil, los japoneses acaban de ganarse el codiciado récord Guiness del “coche más bajo del mundo”. A nosotros, el detalle que más nos ha gustado de la historia es que el coche fue construido por una clase de una escuela secundaria, en concreto por los estudiantes y profesores de la Escuela Superior de Okayama Sanyo Asakuchi.

Han llamado a su pequeño proyecto Mirai, que en japonés significa futuro. Desde el suelo hasta el punto más alto en el coche (sin incluir el conductor), mide 45,2 centímetros, casi 6 centímetros más bajo que el anterior poseedor del récord, el Flatmobile. Eso sí, mientras el Mirai es un coche eléctrico que podría conducir cualquiera, el Flatmobile era una réplica de Batmobile construido por el británico Perrywinkle Aduanas que alcanzaba 160 km/h.

Harada Kazunari, directora de la escuela, asegura que puede ser aterrador conducir el Mirai en una calle grande, especialmente cuando la velocidad sobrepasa 40 km/h porque el suelo está muy cerca del punto de vista del conductor. Además, temes que te atropellen el resto de vehículos. “Por eso cuando conducimos el Mirai por una calle muy transitada, colocamos un coche delante, mientras otro vigila la retaguardia”.

Este vídeo muestra la capacidad del coche para atreverse a meterse entre el tráfico:

Fuente: Guinness World Records
Vía: Autoblog

1 COMENTARIO

Deja una respuesta