No es la primera vez que vemos a un superdeportivo competir contra un avión. Ahora, Lexus hace lo propio con el LFA Nürburgring Edition. El impresionante modelo nipón de 570 CV que, tras cuatro años, aún no ha perdido el mojo, se enfrenta a un Eclipse 500 Jet en una pista de 1.463 metros. ¿Cuál de los dos gana?

Lo normal es pensar que lo hace el caza, pero fue el Lexus LFA Nürburgring Edition, con el piloto Scout Pruett al volante, el que cruzó primero la meta. Y con una diferencia de dos segundos, algo inverosímil ya que el jet parte desde la meta ya a 278 km/h. La clave estuvo en la maniobra de dar la vuelta, ya que la prueba consistía en ir y volver, y fue en virar donde el jet perdió más tiempo:

Fuente: Lexus Enthusiast

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta