Uno de los coches más apetecibles en cuanto a prestaciones es el Lamborghini Aventador. Tiene 700 CV, tracción integral y alcanza 350 km/h, por lo que para encontrar un rival a su altura, casi deberia volar. Dicho y hecho. La decisión de enfrentarlo a un F-16 Fighting Falcon, el caza del ejército estadounidense, llevado a cabo por la revista danesa BIL Magasinet es brillante.

Lógicamente, en el aire el Lamborghini jamás podrá ganar a esta bestia. ¿Pero en aceleración? En el vídeo vemos que al principio, nada más arrancar, el Lamborghini Aventador llega a ponerse en cabeza, aunque a medida que avanzan, el avión le alcanza y lo supera:

No es la primera vez que se enfrentan un coche y un avión. Top Gear enfrentó hace un tiempo a un Bugatti Veyron con un Eurofighter Typhhon. Aquí el caza sufrió menos para ganar, aunque claro, el F-16 es un avión de hace dos décadas y eso parece que acaba pasando factiura en la comparación. Pero ojo que el Bugatti se puso farruco unos cuántos cientos de metros:

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta