Cuando uno piensa en Nueva Zelanda, la primera imagen es la de las montañas de El Señor de los anillos. Crown Range es una de esos picos que veíamos en la pantalla. Pero lo que no veíamos es la carretera que sube a la cima: 47 curvas que ascienden 1.076 metros en 10,4 km de ascensión. Se trata de la vía pavimentada a más altitud del país. Y ahora Mike Whiddett la recorre a toda velocidad con un Mazda RX-7 de 750 CV.

Esta vía acorta la ruta entre Queenstown y Wanaka, un atajo, empleada desde los días de la fiebre del oro. Pero el trazado es uno de los discos más exigentes y técnicos del país. Y ahora, gracias a Red Bull, la ruta se cerró por primera vez en la historia para realizar una filmación única.

El piloto de Red Bull Mike Whiddett conduce un Mazda RX-7 (con el denostado motor rotativo Wankel) que rinde hasta 750 CV (equivalente a una especie de V12 compacto). Sobre el papel, el primer tramo es el más complicado, con siete curvas cerradísimas consecutivas, en una subida casi vertical. Luego llega una sección que se hace a toda velocidad, en donde el motor rotativo se exprime hasta la línea roja, hasta los 232 km/h. Después baja velocidad y tira del freno de mano para bloquear las ruedas traseras… antes de volver a pisar fuerte el acelerador. Los neumáticos entran en erupción y no hace más que dejar marcas negras en el asfalto. El paraíso del drift en su forma más pura.

El período previo a la cima del Crown Range  combina curvas de velocidad alta, media y baja, que el piloto atacar cruzado. Hay poco margen de error… pero es mejor que no te contemos más y veas al piloto , Mike Whiddet, en acción. La producción es realmente fantástica, aunque a veces nos sobra la música y debemos abstraernos para oir solamente el motor:


Fuente: Youtube Red Bull

Crown Range

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta