Cualquiera que tenga la suerte de tener un Lamborghini Gallardo tendrá ganas de probar sus cualidades mecánicas. Pero hacerlo en una carretera abierta puede ser una auténtica locura. Si a esto añadimos otros tres Gallardos qque se cruzan de carril por una autpista de Taiwan, el riesgo aumenta exponencialmente.

Imagina que vas conduciendo tranquilamente y de repente un Lamborghini Gallardo te adelanta por la derecha a toda velocidad, hace un giro brusco para evitar el coche que rueda por el carril derecho y desaparece en el horizonte a toda velocidad.

¿Se te ha pasado ya el susto? Pues por la izquierda te pasa un Lamborghini Gallardo verde, y por la derecha un Lamborghini Gallardo naranja que acaban pegádose contra un muro. Y lo grabas todo desde tu coche… incluso al Lamborghini Gallardo Spyder blanco que venía más retrasado y que a punto está de comerse todo el pastel que habían montado sus amigos un poco más adelante. Terrorífico:

Vía: Motorpasión

1 COMENTARIO

Deja una respuesta