La tecnología avanza y sigue ayudando al ser humano en múltiples aspectos de la vida cotidiana. Esto también se aplica en la producción de automóviles, con una buena parte de la industria robotizada y con alguna facilidades para los trabajadores. Uno de los más innovadores son estos exoesqueletos estrenados en la fábrica de Ford en Almussafes (Valencia), que tienen como objetivo reducir los riesgos laborales.

Para su creación se han inspirado en ‘Iron Man’, el superhéroe ficticio encarnado por Tony Stark que utilizaba un traje futurista y muy tecnológico. Su interpretación en la realidad es mucho más sencilla y práctica. Se trata de una estructura que refuerza la parte de los hombros y la espalda, consiguiendo trasladar el peso hacia las caderas. Esto facilita a los trabajadores la tarea de levantar y manejar objetos pesados.

Son nueve exoesqueletos hechos de titanio y fibra de carbono que ayudan con los objetos que pesan más de 3 kg y en posturas forzadas. La integración de estos exoesqueletos es un proyecto que ha surgido en la planta de Ford en Valencia. Habrá un programa de pruebas con aquellos trabajadores que lo consideraban beneficioso para su día a día y se ha ido ajustando a las necesidades de estas 100 personas.

El programa ha tenido éxito y a partir de abril habrá más de 20 trabajadores probando los exoesqueletos. La fábrica de Almussafes será la primera en integrar de manera total este tipo de tecnología. Ayudará a los empleados durante el proceso de producción de los Ford Kuga, Mondeo, S-MAX, Galaxy yTransit Connect. Una ayuda muy buena para el futuro, teniendo en cuenta que de aquí a 2020, el 25 % de europeos tendrá más de 60 años y habrá un mayor número de trabajadores veteranos.

Fuente – Ford

1 COMENTARIO

Deja una respuesta