A través de las redes sociales de la compañía, Tesla difundía un vídeo en el que atestiguaba una vez más las grandes prestaciones en cuanto a seguridad del Tesla Model X.

Y es que el vídeo en cuestión, mostraba nada menos que la práctica imposibilidad de que este vuelque en caso de accidente.

El Model X, que cuenta con una puntuación de 5 estrellas en seguridad por la NHTSA, viene a demostrar como es a día de hoy el SUV más seguro del mercado.

Estando a punto de volcar, el vehículo consigue siempre restaurar su centro de gravedad volviendo sobre las cuatro ruedas. La ciencia, o más bien la ingeniería detrás de la “magia”, radica en la posición de las baterías. Y es que pese a que una de las grandes desventajas de los eléctricos es el incremento del peso derivado por la implementación de las mismas, esto resulta también una ventaja al conseguir concentrar gran parte del peso del coche en su zona baja y por tanto nivelar de una manera más sencilla y eficaz su equilibrio.

Teniendo en cuenta que uno de los principales peligros de los SUV es su propensión a volcar con mayor probabilidad que otros segmentos, el Model X se frota las manos y dice aquello de “esto no va conmigo…”

Vía: Tesla

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta