Este año se cumplen 60 años de la presentación del Volkswagen Karmann Ghia, como prototipo, en el Salón de París de 1953. Llegaría a la línea de montaje dos años después, y durante casi dos décadas (la producción acabó en 1974), se fabricaron casi medio millón (450.000 unidades) de estos Beetle de lujo con una carrocería realmente bonita.

Esas líneas están lejos del conservadurismo alemán en diseño… y es que no proceden de Alemania (si te interesa el tema, lee este artículo excelente de Guille Alfonsín sobre el diseño funcionalista alemán). En los años 50 dirigía Volkswagen con mano férrea un señor llamado Heinrich Nordhoff, el ingeniero responsable de convertir el Beetle en un fenómeno de masas y que sabía mucho de fiabilidad… pero pasaba del diseño. Es por eso que se dice que en Karmann ni siquiera consultaron con él cuando contrataron a Luigi Segre, de Carrozzeria Ghia en Turín para hacer realidad la idea de transformar el escarabajo en un coche deportivo.

Volkswagen Karmann Ghia 2Con esos mimbres, un corazón alemán infalibe y una cara bonita italiana llegó el primer prototipo del coche a un pequeño garaje parisino, esperando su puesta de largo en el Salón de París. Cuentan que Wilhelm Karmann se emocionó al verlo, ya que superaba todas sus expectativas. Un mes después, el pequeño deportivo de presentaba al jefe de Volkswagen, con quien tenía grandes relaciones ya que Karmann fabricaba el Volkswagen Beetle Cabriolet desde 1949.

A Heinrich Nordhoff le encantó el prototipo, así que tras echar cuentas, se tomó la decisión de llevarlo a producción. Este escarbajo lujoso se convirtió de inmediato en un éxito, de ahí que en 1957 entrase en la línea de montaje el Karmann Ghia Convertible. Se fabricaron en total 362.601 coupés y 80.881 cabriolets hasta 1974… Porque el VW Karmann Ghia era muy económico y asequible, pero tenía sus limitaciones… Que no se avergonzaban en absoluto de contar en los anuncios televisivos, del Karmann Ghia, quizá el anuncios de coches más honesto que jamás hayas visto:


Vía: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta