Los baches. Durante el verano todos vemos cómo se aprovecha en numerosos lugares para reasfaltar las calzadas en mal estado. Es un proceso caro y que, además crea problemas de circulación. Hemos visto sistemas que procuran acelerar el proceso, evitando emplear asfalto y, allá por 2012, una máquina increíble que ahora tiene una evolución. Se trata del Python 5000 Pothole Patcher.

Este vehículo único anuncia que es capaz de rellenar y aplanar un bache en menos de dos minutos. Además, en lugar de emplear a un equipo de dos o tres personas, como es habitual, basta un operario para completar el porceso. Este trabajador emplea un joystick para manejar la máquina.

Primero libera una ráfaga de aire para eliminar los resiudos que pudiesen quedar en el área dañada. Luego, echa asfalto sobre el bache y, con un rastrillo nivela el asflato con el resto de la vía. Por último, lo aplana con un rodillo hasta que queda perfecto. Y todo ello, sin que el operario salga de la cabina. La máquina es alucinante, ya que puede transportar hasta cinco toneladas de asfalto (eso da para unso cuántos baches sin tener que recargar) y emplea el escape del motor para mantenerlo caliente.

Lo mejor, verla en acción en vídeo, sin duda:

Fuente: Phyton Manufacturing

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta