La moda de los gin-tonic está llegando a límites insospechados hoy en día. El auge de la ginebra entre las bebidas alcohólicas y su combinación con tónicas y todo tipo de productos hace difícil que nos podamos llegar a sorprender. Pero The Arqueologist lo ha conseguido, pues han creado una ginebra que contiene piezas de Harley-Davidson. Como lo oyes, un componente mecánico de una motocicleta en tu bebida espirituosa.

La idea ha sido de Uwe Ehinger, un entusiasta de la marca que creó un taller de restauración para motos en Hamburgo que recibe el nombre de Ehinger Kraftrad. Este barbudo con aspecto entre hipster y motero, también conocido como “el Arqueólogo” ha presentado tres botellas de su codiciada ginebra, diferenciadas por el tipo de motor del que usan la pieza. Las motos fueron encontradas por él mismo en diferentes puntos del planteta.

Las tres variantes son Flathead (1939), Knucklehead (1947) y Panhead (1962). Cabe destacar que el proceso de creación de esta particular ginebra es totalmente artesanal. Cada botella tiene un acabado único y se cuenta de dónde procede la pieza que hay en el interior. Aunque a estas alturas estarás pensando, ¿y el sabor se ve afectado? Esa pieza ha estado en contacto con aceite, ¿eso no contamina la ginebra?

Al parecer cada pieza que va introducida en las botellas se ha sometido a un proceso de limpieza a fondo y una posterior impermeabilización a base de una aleación de estaño. De esta forma la ginebra mantiene sus cualidades iniciales. Este complejo procedimiento y su exclusividad da lugar a unos precios a la altura de pocos bolsillos. Cada botella tiene cuesta entre 900 y 1.100 euros (dependiendo de la variedad) y al parecer se agotaron en cuestión de horas. Al parecer ya están preparando una segunda tirada.

Fuente – The Archaeologist

Vía – Carscoops

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta