París es quizás la ciudad más romántica del mundo, pero cuando a la hora de aparcar en la calle, se te acaba el enamoramiento con la capital francesa (y sabemos de qué hablamos). Por eso ¿qué mejor lugar que podría ser de Ford para introducir su Pinball Park? ¿De qué va esto? Se trata de una campaña publicitaria, que perfectamente podían traer a alguna ciudad española. Y no queremos señalar (para eso están los comentarios).

El juego (tan divertido como el Pong con Smart) consistió en estacionar dos vehículos, equipados con sensores y luces en los bajos, y entre ellos se mantuvo un espacio vacío, un atractivo e irresistible cebo para el resto de conductores. Era sólo cuestión de tiempo para que alguien aceptase el desafío.

Con cada empujón y toque, los coches se iluminaban, mientras que un cuadro montado sobre ellos calificaba la dureza de cada impacto. Como podrás ver en el video, ni siquiera una pantalla gigante de pinball intermitente disuadía a los conductores (y a un par de niños malcriados) de golpear los parachoques de ambos coches.

Cuando acababa la maniobra, se le asignaba al conductor una puntuación basada en la fuerza de estacionamiento. Los resultados finales, como los parachoques desgraciados, que no son agradables. Al ganador, (¿el peor conductor de París? -esto nos recuerda al peor conductor de Europa-), se le dio la oportunidad de probar con un Ford equipado con Active Park Assist. Y claro, la cosa cambió.
http://www.youtube.com/watch?v=DAM_HLj1QOo
Vía: Road and track

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta