¿Quién no se ha parado alguna vez en el semáforo y al mirar al conductor de al lado le ha hallado realizando excavaciones en sus orificios nasales? Moderse las uñas pasa, pero el tema de urgarse la nariz no es nada agradable a la vista y ya no digamos higiénico. Además, puede conllevar algún que otro problema técnico como el que refleja este anuncio de una conocida marca de seguros de coche.

Aunque algunos adultos también lo hacen, para representar la escena la empresa decidió mostrar a una niña distraía subida en la parte trasera de un coche de lujo. El vehículo es un BMW serie 7 y el vídeo se titula “El vídeo del moco”, no hay sorpresas preparadas, el nombre lo dice todo. Hay una niña que se saca un moco, lo mira, el moco se mantiene adherido (con su magnífica propiedad pegajosa) al dedo de la pequeña. Mientras que la protagonista mira alrededor planteándose dónde dejar a su viscoso amigo, el moco permanece inmutable hasta que… Bueno, hasta que pasa lo que todo el mundo se imagina.

La cómica pero muy realista situación sirve a la empresa de alquiler de vehículos para promocionar sus servicios bajo el eslogan: “Coches que respetas” haciendo referencia a la flota de vehículos que ofrecen. Coche de lujo más moco pegajoso, los niños iban a adorar subirse después de jugar en el barro o dibujar con pintura de manos.

Vía: ABC

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta