El circuito de la Isla de Man es un infierno. Todo el mundo lo dice, incluído el protagonista de este vídeo. “Esta es una de las pistas más complicadas en las que he conducido, y la más terrible”, dijo Higgins, nativo de la Isla de Man. “Sólo pudimos realizar dos sesiones y la segunda  fue mi carrera”. El pìloto fue capaz de entrar en Bray Hill, a más de 240 km/h y cambió el Subaru a la izquierda y luego a la derecha, corrigiendo la trayectoria de una forma admirable. “La verdad, todo pasó muy rápido. Nunca bajamos de de 177 km/h (110 millas por hora). Fue increíble y las tomas de helicópteros realmente muestran lo extraordinario del tramo”.

El WRX STI es un coche de una producción que sólo se vende en los Estados Unidos. Lleva un motor de 305 CV estándar boxer turbo. Lógicamente, se hicieron algunas modificaciones de seguridad: el STI va equipado con un sistema especial de supervivencia en la extinción de incendios, barras antivuelco, asientos de competición, pastillas de freno, calibradores y rotores especiales, y un escape más abierto… para advertir a los espectadores del coche está llegando.

También han desactivado el limitador de velocidad para permitir una velocidad máxima superior y han añadido amortiguadores especiales para resistir los numerosos saltos a alta velocidad en ese circuito. El WRX STI podía volar hasta a casi cuatro metros del suelo. El coche montaba neumáticos Pirelli P Zero Trofeo para trazar esas 200 curvas endemoniadas durante los 19 minutos y 37 segundos que duró su aventura. Alcanzó los  260 km/h… Qué demonios… Mira ya el vídeo completo que han grabado los de Subaru America.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta