El Porsche 924 fue concebido como el vehículo de acceso de la compañía alemana. Era la primera oferta del fabricante en contar con el motor colocado por delante del habitáculo y, para dar pie a su concepción, usó muchas piezas de Volkswagen. El 924 era, por así decirlo, el patito feo de la gama Porsche, aunque dio lugar más adelante al fantástico 944.

Durante la década de los 80, Porsche se estaba quedando sin opciones para subsistir en el mercado. Los precios de los 911 se dispararon fuera del alcance de muchos apasionados del motor que querían un deportivo prestacional. Sin embargo, como lo habían hecho en el pasado con el 912E, la firma de Stuttgart introdujo en la gama un modelo de acceso para intentar mantener a raya a la competencia y continuar atrayendo el tráfico en los concesionarios.

Mientras que el Porsche 924 ya había terminado su ciclo de vida comercial en 1985 con la introducción del más amplio y potente 944, los clientes pedían un punto de partida menos costoso. En 1987, Porsche reintrodujo el 924 a un precio de salida ligeramente inferior al de su hermano mayor, aunque con algunas diferencias. Ahora se llamaría 924 S y, como bien nos ha demostrado la marca con el paso de los años, esa “S” siempre significaba mejoras prestacionales.

El remozado 924 incluía una gran cantidad de equipamiento de serie y un motor directamente extraído del 944 en lugar del bloque Audi de 2.0 litros que se encontraba en los modelos 924 anteriores. También se integró el salpicadero de los Porsche 944 anteriores a 1985. El 924 S era, esencialmente, un 944 más estrecho con un interior antiguo. También era un poco más aerodinámico y, con unos neumáticos más finos, lo hacían sensiblemente más rápido, pero no igual de manejable que su hermano.

Si queréis conocer más sobre este pequeño deportivo, puedes echar un vistazo a la retroprueba que hizo el medio estadounidense MotorWeek en 1987. El Porsche 924 S seguía siendo un auténtico deportivo que requería destreza y maña al volante para poder ser llevado rápido. Y encima es uno de los Porsche más económicos de comprar hoy en día.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta